access_time 15:43
|
15 de agosto de 2006
|

Bolivia demora su plan de nacionalización

A más de cien días de la nacionalización de los hidrocarburos, decretada el 1 de mayo por el presidente de Bolivia, Evo Morales, el Gobierno no logra concretar varios aspectos fundamentales de aquella medida.

    A más de cien días de la nacionalización de los hidrocarburos, decretada el 1 de mayo por el presidente de Bolivia, Evo Morales, el Gobierno no logra concretar varios aspectos fundamentales de aquella medida. Superados tres de los seis meses que fijó el decreto para firmar nuevos contratos entre el Estado y las multinacionales que quieran seguir en Bolivia, siguen estancadas las negociaciones con la hispanoargentina Repsol YPF, la brasileña Petrobras y otras empresas.

    Además, el Gobierno reconoció el viernes, en un comunicado del Ministerio de Hidrocarburos, que la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) carece de los recursos suficientes para ejercer el control pleno de los negocios del sector y cumplir así con la nacionalización. YPFB tampoco ha conseguido aún la mitad más uno de las acciones de varias petroleras mixtas privatizadas por anteriores gobiernos y renacionalizadas en mayo.

    Sobre las negociaciones con las multinacionales, el ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz, en varias de sus muy frecuentes declaraciones públicas de los últimos meses, dijo que para ello son fundamentales unas auditorías que encargaría el Gobierno, pero que tampoco están terminadas. Soliz anunció, a mediados de mayo, que en tres meses estarían listas esas revisiones de las cuentas de nueve petroleras, “para tener los otros tres (meses del plazo de seis) destinados a la negociación de los contratos”.

    “Las auditorías nos van a demostrar si la perforación de pozos ha costado 35 millones de dólares”, agregó Soliz, que pone en duda la contabilidad de las multinacionales. El ministro explicó entonces que esa cifra es excesiva en comparación con las “perforaciones en el mar del Norte o Noruega, (donde) apenas llegan a 15 o 20 millones”. Pero el comienzo de las auditorías fue anunciado por Morales y Soliz el 17 de julio y –si se cumplen los plazos que el ministro mencionó– terminarían el 17 de octubre, dejando sólo dos semanas para cerrar los nuevos contratos.

    “Es verdad que a nosotros también nos falta algo de mayor agilidad en el tema de hidrocarburos”, reconoció el presidente, en una reciente entrevista con Efe. El Ministerio de Hidrocarburos señaló en su comunicado del viernes que “la plena vigencia de la participación” de YPFB en toda la cadena productiva “está temporalmente suspendida debido a la falta de recursos económicos de la empresa estatal”.

    “Para superar esta limitación se gestiona ante el Banco Central un desembolso de 180 millones de dólares, con los cuales YPFB operará en toda la cadena productiva”, agrega el boletín. Una de las tareas asignadas a YPFB en el decreto de nacionalización, que aún no puede asumir, es la gestión de todos los ingresos por la comercialización de los hidrocarburos, tanto en el país como por exportaciones.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.