access_time 10:57
|
6 de noviembre de 2018
|
En Pekín

Bill Gates presentó en China el inodoro que no usa agua

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1541512588848bill%20gates%20toilet.jpg

Tras años de desarrollo, y cientos de millones de dólares invertidos, ya está listo el aparato que convierte los desechos humanos en fertilizantes sin gastar agua.

El multimillonario filántropo estadounidense Bill Gates presentó este martes en Pekín un inodoro futurista que no necesita agua ni cloacas y que utiliza productos químicos para convertir los desechos humanos en fertilizantes.

El cofundador de Microsoft, uno de los invitados de alto perfil del importante evento comercial en Shangai, también elogió los sistemas globalizados y de libre comercio que hicieron posible la tecnología de los inodoros.

"Honestamente creo que el comercio permite a cada país hacer lo que mejor sabe hacer", dijo a Reuters en una entrevista. Y esto cobra particular sentido dado que el inodoro cuenta con partes hechas en China, Tailandia y Estados Unidos, entre otros.

El inodoro, que según Gates ya está listo para la venta después de años de desarrollo, es el resultado de proyectos de investigación financiados por la Fundación Bill y Melinda Gates, la organización filantrópica privada más grande del mundo.

Existen múltiples diseños de inodoro, pero todos funcionan separando los desechos líquidos y sólidos.

"El inodoro actual simplemente envía los desechos al agua, mientras que estos inodoros no requieren de cloacas. Ellos toman tanto los líquidos como los sólidos y hacen un trabajo químico, incluyendo quemarlos en la mayoría de los casos", dijo Gates a Reuters.

Comparó el cambio de los inodoros tradicionales a modelos sin agua con el desarrollo de la informática en la época en que fundó Microsoft, a mediados de los años setenta.

"En la forma en que una computadora personal es una especie de contenedor, no una cosa gigantesca, podemos hacer este procesamiento químico a nivel del hogar", dijo.

El saneamiento deficiente mata a medio millón de niños menores de cinco años anualmente y cuesta al mundo más de 200.000 millones de dólares al año en costos de atención sanitaria y pérdida de ingresos, según la fundación.

La fundación de Gates ha comprometido unos 200 millones de dólares para el proyecto de inodoros y espera volver a gastar la misma cantidad antes de que los inodoros sean viables para su distribución a gran escala.

"Este año, el volumen de inodoros estará literalmente por encima del centenar, mientras que la gente sigue pateando neumáticos (probándolos)", dijo Gates.

Durante su discurso en el evento de Beijing, Gates levantó un frasco de heces humanas para ilustrar la importancia de mejorar el saneamiento.

"Es un buen recordatorio de que en (el frasco) podría haber 200 billones de células de rotavirus, 20 mil millones de bacterias Shigella y 100.000 huevos de lombriz parasitaria".

Es la primera vez que la fundación de Gates participa activamente en evento en China, donde el Presidente Xi Jinping está promoviendo una "revolución de los inodoros" de tres años para construir o mejorar 64.000 inodoros públicos para el año 2020 con el fin de ayudar a impulsar el turismo y el crecimiento económico.

Gates dijo que el siguiente paso para el proyecto es presentar el concepto a los fabricantes, diciendo que espera que el mercado para los inodoros sea de más de 6.000 millones de dólares para 2030.

China está asumiendo un papel más importante en la ayuda mundial junto con sus enormes inversiones en infraestructura en los países en desarrollo como parte de su iniciativa fundamental de política exterior.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.