access_time 14:40
|
29 de octubre de 2009
|
|
PRESIDENTE DE LA UCR LOCAL

Biffi: ?Provocaron mucho daño los enfrentamientos mediáticos?

El nuevo líder radical se mostró confiado para el 2011. El desafío de la unificación partidaria.

    Si bien aún no asume en su cargo formalmente, al nuevo presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical se lo puede encontrar en la sede central del partido. Incluso, el mismo César Biffi admite que aún no tomó posesión formal del cargo, pero que, junto al resto de los dirigentes electos que lo acompañarán, ya visualizó los objetivos. Entre ellos, hay dos clave. Por un lado, a corto plazo, reunificar a todos los radicales que quedaron desperdi-
MENDOZA gados en los últimos años. Por otro lado, volver a recuperar la provincia, que perdieron en el 2007, luego de que el ex gobernador Julio Cobos decidiera acompañar al kirchnerismo y la UCR lo expulsara “de por vida” por tomar esa decisión, provocando una ruptura de la que aún quedan huellas profundas, admitió Biffi.
URGENCIAS. Según explicó el ex candidato a gobernador por la concertación cobista-kirchnerista, hoy, el radicalismo tiene varias urgencias vinculadas con lo coyuntural. Entre ellas, está la unificación de los bloques legislativos y la puesta en marcha de todos los comités provinciales, que deben reorganizarse luego de que finalice la intervención que condujo durante dos años Carlos Le Donne.
    Sin embargo, hay otra meta en la mira de los radicales y mucho más en la de Biffi. Se trata de recobrar la gobernación, la misma que el godoicruceño perdió a manos del justicialismo en el 2007. Según Biffi, lo importante es justamente poner al partido en condiciones para prepararse a ser gobierno. Explicó que “esta provincia necesita de un gobernador que asuma y se ponga a gobernar” y agregó que, para eso, se necesita tener equipos, ideas, “todo lo que no tuvo este gobierno”, aseguró Biffi, al hablar de la gestión de Celso Jaque. Incluso, el radical, cercano al cobismo, aseguró que para realizar esa planificación “no hay tiempo que perder, porque la provincia estará con caja cero, fuertemente endeudada, y la circunstancia que se discute hoy se agravará para el año próximo”. No conforme con eso, Biffi también aseveró que parte de estos problemas se deben a que “no hay políticas de salud, educación ni de planificación de obras y hay un deterioro de todos los índices que hasta hace dos años atrás venían mejorando, como el empleo” y agregó que hoy, la provincia bajó la cabeza y abandonó la pelea con la Nación.
POR CASA. Al mismo tiempo que Biffi planea cómo llevar al radicalismo a gobernar nuevamente la provincia, acompañando una candidatura presidencial de Cobos, el dirigente sabe que tendrá que lidiar con las internas propias de la UCR y con la convivencia del resto de los partidos que conforman el Frente Cívico Federal. De hecho, ninguna de las dos tareas se ve fácil. Por un lado, Biffi admite que la conformación de una sola lista resultó muy difícil, más aún teniendo en cuenta que actualmente son varios los dirigentes que pelean por tener más peso en la toma de decisiones y que no quieren quedarse afuera. Entre ellos están los intendentes Alfredo Cornejo, Víctor Fayad y Eduardo Giner; Le Donne; algunos históricos como Raúl Baglini y los mismos Biffi y Cobos, que a pesar de que aún no ha vuelto a las huestes radicales, sigue atentamente cada movimiento que ocurre.
    Teniendo en cuenta ese grupo de pesos pesados, es que el elegido para presidir el comité provincial admitió que “no fue un proceso sencillo” y explicó que los últimos dos años dejaron “huellas profundas pero en gran parte primó la necesidad de dar una estructura política confiable y la mayoría de los dirigentes del radicalismo supo tener la grandeza para entender eso”. Dentro de esa gran mayoría no entra el ex gobernador Roberto Iglesias, que fue el más férreo opositor a la candidatura de Biffi y que admitió en varias oportunidades querer ser el presidente del comité, aunque no estaba dispuesto a establecer alianzas con sectores con los que no compartía ideología ni había un plan, señalando principalmente a aquellos que acompañaron a Cobos en su travesía kirchnerista, que tuvo como fin el momento en que el vicepresidente diera el voto “no positivo” en ocasión del tratamiento de la resolución 125.
AFECTOS. Para Biffi, la vuelta y reconciliación de todos los dirigentes pasa por una cuestión de afectos. Según el dirigente, siempre, durante toda la historia del partido, hubo opiniones enfrentadas, sectores que confrontaban, pero eso no evitaba que existieran buenas relaciones o, al menos, que se pudiera conversar. Sin embargo, ahora existe la necesidad de reconstruir el partido y las relaciones. Asimismo, Biffi admitió que “provocaron mucho daño los enfrentamientos mediáticos entre los radicales”. No obstante, tampoco olvidó lo ocurrido en el 2007, cuando, junto a Cobos, decidió acompañar al kirchnerismo y por ello el partido expulsó “de por vida” al entonces gobernador, aunque ese tiempo se transformó en un lapso menor a los dos años, al mismo tiempo que el proyecto fracasó “tanto política como electoralmente”, aseguró Biffi.
    Tampoco hizo vista gorda a las disputas que hubo entre radicales ortodoxos y cobistas, pero asegura que ahora son otras las circunstancias, que los dirigentes entendieron que la sociedad no quería que pelearan y que “Cobos siempre perteneció al radicalismo” y, por eso, se intentará integrar “a los correligionarios que no compartieron nuestra idea”, en clara alusión a Iglesias y a los miembros del Confe, con los que se mostró esperanzado de que vuelvan al partido que los vio nacer.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.