access_time 19:12
|
4 de noviembre de 2009
|
|
ESTÉTICA

Beneficios aportados por la vinoterapia y la fangoterapiaº

Efectivamente, la uva es hoy ya un aliado indiscutible para atajar los efectos del paso del tiempo sobre el rostro. Pero también se convierte en elemento integrante de otras propuestas corporales: contra la aparición de las várices, para combatir la celulitis o alcanzar un placentero estado de relajación y bienestar, dados sus efectos.

    Efectivamente, la uva es hoy ya un aliado indiscutible para atajar los efectos del paso del tiempo sobre el rostro. Pero también se convierte en elemento integrante de otras propuestas corporales: contra la aparición de las várices, para combatir la celulitis o alcanzar un placentero estado de relajación y bienestar, dados sus efectos. El vino comienza a poseer otro significado muy especial para los profesionales de la belleza, gracias al desarrollo de la vinoterapia, al extracto de uva y a los poderosos polifenoles que hacen de los productos cosméticos que los contienen.
EFECTOS Y BENEFICIOS. Nuestra piel tiene su propio sistema de defensa, pero a menudo no es suficiente, ya que las condiciones de vida actuales, con exceso de exposición solar, la polución, el tabaco y el estrés, promueven la formación de estos radicales libres. Se realizaron estudios relacionados con el estrés oxidativo y se observó que en poblaciones en las que el vino es consumido regularmente hay menor incidencia de estos desórdenes. Igualmente, son poderosos aliados contra la acción devastadora de los radicales libres en la piel. La uva es un fruto que tiene propiedades humectantes, tonificantes, rejuvenecedoras y relajantes para la piel.
    En Mendoza, la tierra del vino, este producto es abundante y de excelente calidad. Los polifenoles se encuentran en la piel, la pulpa y la semilla de la uva. Esta sustancia es reconocida como un poderoso antioxidante que disminuye el daño celular y sus consecuencias, como el envejecimiento de la piel. La pulpa de la uva es la parte interior, que contiene azúcares, ácidos y vitaminas C y E, que le dan firmeza y elasticidad a la dermis, brindando sensación de frescura y renovación. La rapa de la uva contiene taninos, calcio, potasio y agua. Y la piel de este fruto, contiene vitaminas B1 y B2, sales minerales, enzimas y proteínas. Las propiedades antioxidantes de la misma combaten los radicales libres, atenúan várices y disminuyen el riesgo de flebitis.
    También alivian calambres musculares y piernas hinchadas. Entre otros beneficios para la salud, disminuyen alergias, estrés y depresión, estimulando las defensas inmunológicas del cuerpo. El vino tinto, sobre todo la variedad, cabernet sauvignon, posee una elevada cantidad de antioxidante, que no se encuentra en el blanco. Entre sus propiedades podemos mencionar su acción antioxidante, cardiotónica, antitrombótica, antinflamatoria, analgésica y antimicrobiana.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.