access_time 17:37
|
4 de octubre de 2006
|
|
VIOLENCIA RURAL

Banda asaltó y baleó a un productor: está grave

Siete hombres armados tomaron posesión de una finca de Lavalle, de donde se llevaron una camioneta, una bicicleta y gasoil.

    Como si fuera un malón diabólico de hombres encapuchados, quienes portaban armas largas e iban ganando terreno a cada paso que daban sobre la tierra cultivada, así fue la escena que vivió el lunes a la noche una familia de agricultores lavallinos. Parte de lo que vivieron en el distrito de El Vergel parecía sacado de las antiguas series televisivas, en donde un grupo de salvajes atacaba a una población campestre y la saqueaban con violencia pura.

    Hasta hubo un enfrentamiento armado, a tiros.Una vez más, quien sufrió la desgracia de quedar herido por los disparos fue uno de los buenos. Gregorio Calisaya, de 50 años, productor rural de Lavalle, se encuentra internado en terapia intensiva del Hospital Central luego de que, al tirotearse con una banda de 7 delincuentes, resultara herido en el cuello y en el tórax. El asalto sufrido por Calisaya, su mujer, una hija y un yerno se produjo en una finca ubicada en calle Reta y Dorrego, de El Vergel, en Lavalle.

    Este hecho delictivo se inició cerca de las 20 del lunes y la víctima de las armas delictivas fue asistida recién cuatro horas después de usurpada su tierra. El botín que obtuvieron los malvivientes estaba formado por una camioneta, la que a posterior fue incendiada, una bicicleta y un par de bidones con gasoil.

    Los investigadores de este hecho indicaron que Calisaya vio a una banda armada, compuesta por 7 hombres que tapaban sus rostros, que se metía en su finca, en momentos que este hombre y sus familiares se hallaban tomando mate debajo de una enramada. Calisaya intentó impedir que coparan su vivienda, y lo hizo disparando contra los asaltantes, pero en el duelo quedó herido.

    Con el productor tirado en el piso, sus acompañantes fueron encañonados, obligados a quedar cuerpo a tierra, atados de pies y manos y hasta fueron orinados por los delincuentes. Sin ningún miramiento, los ladrones se pusieron a tomar mate mientras decidían que iba a robar. Primero intentaron llevarse un tractor, pero no supieron hacerlo arrancar.

    Luego, pensaron en sustraer unos animales, pero desistieron. Cerca de las 23, los asaltantes abandonaron la finca con la camioneta de Calisaya y las demás cosas robadas. La Ford F-100 del chacarero fue hallada en El Algarrobal, cuando vecinos de esa zona advirtieron que un vehículo estaba en llamas. Calisaya y su familia lograron desatarse casi a medianoche y pudieron dar aviso a unos vecinos de lo ocurrido.

    Después, llegó la policía, y luego, una ambulancia en la que trasladaron al herido hasta el Hospital Central. En este centro médico fue intervenido quirúrgicamente y luego derivado hasta el pabellón de cuidados intensivos. Hasta ayer a la tarde no había novedades oficiales con respecto al paradero de los delincuentes que atacaron a Calisaya y a su familia.

    Algunos vecinos de la zona, como José Lara, comentaron ayer que este tipo de asalto se produce con frecuencia en El Vergel y sus adyacencias. La denuncia por este robo a mano armada, en el que hubo un intento de homicidio, se radicó en la Oficina Fiscal de la Comisaría 17, en Lavalle.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.