access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|

CREACIÓN DE LA ENTIDAD FINANCIERA LOCAL

Banco: no están los expertos de la oposición

Representantes de los partidos políticos se comprometieron a formar una comisión técnica para analizar el nuevo banco. A 15 días del anuncio oficial, los expertos no están convocados.

    La iniciativa para crear el Banco de la Provincia de Mendoza continúa cosechando opiniones enfrentadas. En principio, la oposición sospechó que se trata de una iniciativa electoralista y pidió al Gobierno que autorizara la conformación una comisión de expertos –no políticos– para analizar la factibilidad del proyecto.

    Los técnicos serían propuestos por los partidos con representación parlamentaria, según acordaron los presidentes de cada bloque en el primer encuentro que mantuvieron con el gobernador Julio Cobos, el 8 de agosto. A 15 días de haber escuchado el proyecto oficial, los legisladores no convocaron a los expertos y no saben cuándo comenzarán a trabajar en el análisis profundo, que podría servir para elevar propuestas.

EL PROYECTO. Los legisladores fueron informados ayer sobre los detalles de la creación del nuevo banco, en una prolongada explicación de la ministra de Economía, Laura Montero, y el artífice principal del proyecto, Raúl Baglini. El diagnóstico de la necesidad establecida de crear la entidad financiera con participación mayoritaria del Estado, y los riesgos implícitos de la misma, fueron detallados a través del informe preparado por técnicos del Ministerio de Economía.

    Tras la exposición, el senador demócrata Jorge Difonso dijo que la necesidad de crear un banco local está clara, pero remarcó que debería ser analizada con más tiempo. El presidente del bloque justicialista en la Cámara de Diputados, Carlos Bianchinelli, sostuvo que su partido seguirá apoyando la iniciativa propuesta por el Gobierno, pero le pidió a la ministra Laura Montero que convoque a otras organizaciones de la sociedad para que conozcan el proyecto en detalle. Mientras, Alejandra Naman, diputada por el Ari, insistió con la necesidad de modificar el artículo 6 del proyecto para darle rango constitucional al nuevo banco. Sin embargo, ninguno de los tres dio fecha cierta para la convocatoria de los expertos que aportarán ideas al proyecto oficial.

LÍMITES Y POSIBILIDADES. Entre las limitaciones a las que se enfrenta la economía provincial, Montero sostuvo que Mendoza se encuentra en la frontera de su capacidad de producción y además está a la deriva de las políticas macroeconómicas nacionales. Además, remarcó las inequidades generadas entre diferentes sectores en cuanto a la toma de crédito, debido a las elevadas tasas de interés y la inestabilidad monetaria, sin dejar de lado la necesidad de las pymes de incorporar tecnología y mejorar infraestructuras.

POCO CRÉDITO. El nivel de créditos bancarios otorgados en la provincia fue otro ejemplo de las inequidades del sector. Según un informe elaborado por el IERAL, en base a datos del banco Central, el nivel de créditos bancarios equivale a 5 por ciento de la producción mendocina. Mientras que en Chile asciende a 73 por ciento y en Brasil, a 61 por ciento. Otra de las necesidades detectadas por los impulsores del nuevo banco fue la distribución de los créditos otorgados por el sector privado.

    Casi 50 por ciento de los préstamos van a personas físicas, mientras que el sector productivo no logra acceder a los beneficios por las elevadas tasas de interés. El fantasma del pasado también fue analizado en el encuentro de ayer. Baglini recordó que, en la década del 90, 70 por ciento de los depósitos locales estaban en los dos bancos provinciales, mientras que 50 mendocinos morosos concentraban 84 por ciento de la cartera de la entidad. Y remarcó como otros factores de riesgo la posibilidad de incurrir en políticas forzadas que atenten contra la rentabilidad, además de la posibilidad latente de que el nuevo banco no genere confianza, por lo que no logre atrapar los depósitos de los mendocinos.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.