access_time 20:50
|
8 de enero de 2007
|
|
EN TODOS LOS FUEROS

Bajó el ingreso de causas en la Justicia

Durante el 2006 fueron presentadas unas 50.000 acciones menos que en el 2005. De todas formas, juzgados, cámaras y fiscalías están colapsados.

   En cada juzgado, fiscalía o cámara de los tribunales provinciales se escucha una frase que cada día es más frecuente y que parece ajustarse a la realidad: “Hoy en día, cualquier problema que se presenta en la vida cotidiana se judicializa”. Además de esto, la grave crisis institucional que se vive en materia de seguridad, como robos, hurtos u homicidios, acentúa una problemática que llega a colapsar de causas los estrados judiciales.

   A pesar de esto, durante el 2006 ingresaron unas 50.000 acciones menos que en el 2005, situación que no modifica el colapso de los juzgados. Para cada hecho o consecuencia hoy se presenta esta situación: llevar en mano una denuncia, una querella o, entre otros planteos judiciales, un amparo para poner fin a un determinado conflicto.

    Por todo este combo de cuestiones no es tan descabellado pensar en esta afirmación de abogados y empleados del Poder Judicial (“Hoy todo se judicializa”), si tenemos en cuenta el importante número de causas que ha llegado en los últimos dos años a las mesas de entrada del Poder Judicial: 653.727 expedientes.

    De esta forma, desde el 1 de enero hasta el 20 de diciembre del año pasado, las circunscripciones judiciales de la provincia, lo que incluye acciones de la Suprema Corte, juzgados civiles, de Paz Letrado, de Familia, Tributarios, de Procesos Concursales, Penal de Menores, Cámaras de Trabajo, SEGGEN (causas NN), fiscalías Correccionales y unidades fiscales departamentales de Instrucción –forman parte del nuevo Código Procesal Penal– han recibido 299.154 causas para investigar y resolver.

     Muchas de estas acciones tiene su fallo a los pocos días o, simplemente, pueden demorarse semanas o meses antes de llegar a un veredicto. A su vez, otras causas sufren drásticas demoras por otros inconvenientes, como puede ser la falta de incorporación de pruebas o la poca colaboración policial en temas de índole penal. También pueden aparecer los clásicos retardos en expedientes motivados por los continuos paros de empleados o funcionarios durante el 2005 y el 2006, lo que se suma a la “inexplicable” poca dedicación de algunos jueces o fiscales a la hora de instruir.

     Estas situaciones terminan por hacer proscribir o archivar una causa. Lo que parece ser una importante cifra de incorporación a lo largo de los doce meses del año pasado, queda opacado al resaltar los guarismos del 2005. Considerando los mismos fueros e instancias, ese año ingresaron en toda la provincia 354.537 causas, según los datos suministrados por la Oficina de Estadísticas del Poder Judicial. Si bien la cifra entre ambos años no se puede comparar con exactitud –porque el conteo del 2006 llega hasta el 20 de diciembre–, la diferencia de casi 50.000 causas es casi un hecho, ya que en los últimos diez días de cada año la actividad tribunalicia es casi nula.

    IMPORTANTES CAMBIOS. La implementación del nuevo Código Procesal Penal (CPP) en los seis departamentos del Gran Mendoza motivó, entre otras cosas, la agilización de los procesos e instancias. Esto, porque, actualmente, los fiscales de Instrucción, con sus respectivos ayudantes o auxiliares, son la autoridad máxima de una investigación y no la fuerza policial, tal como sucedía hasta el 1 de diciembre del 2004, fecha en que dio inició inicio al nuevo CPP. Los fiscales departamentales de Instrucción intervienen cuando se presenta una denuncia por un delito cuya pena es mayor a los tres años de prisión. Los titulares de cada unidad fiscal –que llegan a estar divididas en hasta tres dependencias, según la cantidad de habitantes por departamento– están instalados en Tribunales.

   Por su parte, los auxiliares tienen su centro de atención en las oficinas fiscales, las que fueron colocadas en las comisarías. Este nuevo sistema de investigación, motivó, en algunos casos, la aceleración de los procesos tras una presentación judicial. Sumando a las fiscalías Correccionales –atienden los casos que tipifican penas menores a tres años– y la SEGGEN, que es aquella área que absorbe los expedientes denominados NN de toda la provincia, las causas ingresadas en las unidades fiscales trepó este año a 108.323, por lo que lideran el ranking de incorporaciones.

    El conteo continúa con los juzgados Tributarios, con 61.655 expedientes ingresados. A mitad de la tabla figuran los juzgados de Paz Letrados, los de Familia, civiles, las cámaras de Trabajo, los juzgados de Faltas, Penal de Menores y de Procesos Concursales. El último puesto pertenece a la Suprema Corte, que tomó parte en 69 acciones.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.