access_time 07:08
|
10 de febrero de 2021
|
|
Tránsito

"Detonadas" de pozos: estas son las calles intransitables del Gran Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1612883386002Pozos%20Calle%20Videla%20Castillo%20Ciudad.jpg
Calle Videla Castillo , Ciudad.

El peso de los vehículos, la erosión del agua y los trabajos de Aysam causan estragos sobre la calzada. Desde los municipios aseguran las tareas de bacheo son constantes.

Circular por algunas calles del Gran Mendoza se vuelve una odisea después de cada lluvia. Las intensas tormentas que tuvieron lugar en enero y las últimas del fin de semana dejaron al descubierto un problema sin fin en las comunas: los baches, las ondulaciones y los socavones en el pavimento.

Desde los seis departamentos que conforman la zona metropolitana coincidieron en que, si bien los trabajos de bacheo son una constante para garantizar el buen estado de las calzadas, las cerca de 2.000 intervenciones que realiza Agua y Saneamiento Mendoza (Aysam) semanalmente para arreglar los caños de agua y cloacas provocan pozos que pueden demorar varios días en ser tapados. 

Además, muchas veces el “parche” queda mal hecho, deteriorándose con cualquier acumulación de agua o con el mismo tránsito. A decir de un funcionario de Godoy Cruz: “El enemigo de la carpeta asfáltica es Aysam”.

Ver también: Aysam: las áreas críticas de la red de agua en el Gran Mendoza

Lo cierto es que la red de agua de Mendoza tiene una extensión de 3.500 kilómetros bajo tierra, y de estos, 1.500 se encuentran en mal estado, siendo Ciudad, Godoy Cruz y Las Heras los departamentos más críticos.

El intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, sumó a este problema el de los colectores cloacales que colapsan con cada temporal generando socavones.

Otro aspecto no menor que incide en la ecuación es el fin de la vida útil del pavimento y el alto grado de transitabilidad de esa zona. 

El estado de las calles por departamento


Ciudad de Mendoza 


De acuerdo con el plan integral de bacheo que realizó el municipio, a mediados del 2020 se geolocalizaron 500 pozos y 100 intervenciones de AYSAM. De este total, el 20% requería una intervención urgente. 

Juan Manuel Filice, secretario de Desarrollo Urbano, explicó que este número va variando conforme a los inconvenientes que van surgiendo y que las prioridades se van organizando a través de un sistema de semáforos. 

Las zonas que mayores inconvenientes tienen por su alta transitabilidad y desgaste son la Cuarta Sección y la Quinta. Sumada a éstas, la calle 9 de julio y unos 14 cruces que ya están en agenda y deberán ser atendidos a corto plazo como el de Pedro Molina y Belgrano. 

“Venimos incrementando las cuadrillas de bacheo y los trabajos volvieron a la normalidad tras la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Para esto se requiere una gran inversión”, precisó el funcionario. 

En cuanto al tiempo que demoran estas labores, sostuvo que dependerá del tipo de material. Entre el 65% y el 70% de las calles de la capital mendocina son de hormigón, que sin bien tiene una alta durabilidad, una reparación puede demorar unos 28 días para que se termine de fraguar el concreto. 

En tanto, el bacheo, con el corte del asfalto, no más de 48 horas. “Las lluvias de los últimos días nos dilató lo que se venía haciendo en calle Sarmiento”, aclaró y detalló que en la Arístides Villanueva se está haciendo otro arreglo que puede llevar entre 4 a 5 días ya que tiene intertrabado. 


Las Heras


Francisco Lo Presti, secretario de Obras y Servicios Públicos, de Las Heras, refirió que los distritos con más complicaciones debido a la alta circulación de automóviles son Ciudad y El Zapallar con 1.750 metros cuadrados de baches, de acuerdo con el último estudio. 

“La comuna tiene relevado los pozos por distrito, según el material: asfalto o loza de hormigón”, contó e indicó que las cuadrillas de bacheo pueden reparar unos 15 hundimientos por día. Mientras que, para los otros, cuentan con una planta homigonera. 

Para esto, a principio de año se realizó una licitación para la compra de material por 55 millones de pesos para poner a punto las calles antes de abril. 


Guaymallén


La última tormenta provocó unos 7 socavones en distintos puntos como en calle Tirasso, Godoy Cruz y Antonelli, entre otros. Con una situación que podría llegar a ser crítica en Elpidio González.

El intendente Marcelino Iglesias precisó que “Guaymallén está atravesado por diferentes colectores cloacales que transportan afluentes de Godoy Cruz, Luján y Maipú, sumado a lo que se genera en nuestro municipio. Cada vez que hay una lluvia grande los colectores colapsan porque algunos vecinos conectan los desagües pluviales a las cloacas”.

Pese a esto, hizo hincapié en que el estado de las calles no es malo. Como en otros departamentos, se ven afectadas principalmente por la rotura de caños de conexiones domiciliarios de agua potable que debe reparar Aysam en forma permanente. 

“Es un desgaste tremendo, si bien hemos incorporado dos sistemas de bacheo mecanizado con tres cuadrillas, no damos abasto, pero tampoco Aysam. El 65% de las calles que hemos asfaltado o reencarpetado ya han sufrido roturas por pérdidas de agua”, se lamentó. 

Actualmente hay 30 frentes de trabajos y se están haciendo intervenciones en la localidad más antigua de Guaymallén, que es  Belgrano, alrededor de la Feria. También en Dorrego, Rodeo de La Cruz  y calles como Las Cañas y Desaguadero.

Luján de Cuyo


La municipalidad realizó un metódico sistema de georeferenciación de las calles con el índice de conservación del pavimento, el tipo de problemática e intervención que requiere y la urgencia de las reparaciones.

Las zonas rojas que tiene el departamento son las calles Terrada, Ruta 82 y Boedo, entre otras, que son de jurisdicción de Vialidad, mientras que en amarrillo o intermedio están Chile, Moreno y otras que conectan barrios como la Manuel A. Sáez.

“Tenemos un obstáculo muy grande que sortear con las calles que no son de jurisdicción municipal, que corresponden a Vialidad provincial y nacional. Más allá de que celebramos convenios específicos para intervenir algún tramo, la calle Cobos, por ejemplo, tiene 18 kilómetros de largo y, lamentablemente, escapa a la capacidad municipal”, indicó Esteban Allasino, jefe de Gabinete de Luján.

Según los datos que maneja el municipio, el deterioro de la calzada se da por cuatro factores: estructura subterránea (agua y cloacas), zonas en expansión, barrios que se están desarrollando y necesitan romper para habilitar los servicios, y el fin de la vida útil del pavimento.

“El resto se da por diversas causas como por ejemplo que el tránsito se desvió por esa arteria y hubo un cambio en su uso que provocó daños, como por ejemplo, en la calle Terrada o Boedo. Hace 15 años atrás tenían otra dinámica”, dijo Allasino.

En los últimos cinco años se mejoraron 5.000 cuadras y estiman que la misma cantidad necesita algún tipo de acción global. El plan para fin de año es asfaltar unas 500 con una inversión de 120 millones de pesos.

Godoy Cruz


La comuna al frente de Tadeo García Salazar destacó el buen estado de sus vías de circulación. Uno de los puntos a su favor es que el 40% de las 5.200 cuadras que integran el departamento están realizadas de hormigón armado que tiene una alta durabilidad. 

A esto, se agrega la posibilidad de hacer el mantenimiento de las restantes, de asfalto, gracias a la compra de maquinaria especializada. Las dos terminadoras de concreto provocaron la renovación de 1.870 cuadras.

“El tema de Aysam es lo más complicado”, consideró Diego Coronel, secretario de Obras y Servicios Públicos, y señaló que esta empresa “es el enemigo de la carpeta asfáltica”. Pese a esto, la posibilidad de poder hacer sus propios arreglos es una ventaja. 

Se estima que gastan cerca de 8 millones de pesos anuales, que luego devuelve Aysam con materiales o infraestructura sanitaria como caños para cloacas.

Coronel explicó que existen aún barrios que estaban pavimentados bajo la tecnología de Slurry, un impermeabilizante que era una opción económica pero débil, y que aún persiste en barrios antiguos como el Judicial, Los Olmos y El Cardenal, donde se está trabajando.

El objetivo es terminar la gestión con 2.000 cuadras nuevas para renovar toda la carpeta asfáltica del departamento.

Maipú

Como en el caso de Luján de Cuyo, desde la comuna de Maipú señalaron que la zona roja del departamento son vías que están a cargo de Vialidad provincial, como el Carril Barrancas.

En ese sentido indicaron que “se han pavimentado/repavimentado, con crecimiento importante en los últimos 4 años de gestión, calles de Jurisdicción de la DPV, alcanzando estas calles en el 2020 el 55% de las totales pavimentadas por el municipio” y que durante el 2019, por ejemplo, la inversión en vías de jurisdicción de este organismo superó los 150 millones de pesos.

En tanto consignaron que en ese mismo periodo de tiempo, se han ejecutado un equivalente a 2.000 cuadras aproximadamente, de las cuales el 30% corresponde a recuperación de  la trama vial existente como repavimentación de calles por rotura de obras sanitarias o por el cumplimiento de la vida útil del pavimento original.

“En el año 2018 el gobierno de la provincia con la Dirección Provincial de Vialidad tomaron el compromiso de ejecutar la Ruta 14 de Barrancas. Sólo se la incluyó en el presupuesto provincial del 2019, no se construyó ni realizó el proyecto ejecutivo tal como se comprometieron autoridades con los vecinos”, lanzaron desde la comuna al frente de Matías Stevanato.

Vialidad


Desde Vialidad provincial destacaron que hay tramos que no pueden intervenir hasta que se terminen las obras proyectadas, tal como sucede en calle Boedo, por la construcción del colector del mismo nombre. 

Finalizado el trabajo se prevé no solo la repavimentación si no también la posible construcción de una ciclovía. 

“Cuando llueve queda todo expuesto y uno de los mayores enemigos del pavimento es el agua que lava el material fino. A esto se suma el sobrepeso de los camiones”, explicaron.

En tanto, sobre la situación del Carril Barranca (ruta provincial 14), precisaron que en el presupuesto 2021 se encuentra la reconstrucción de un tramo que tiene las losas destruidas. Pero todo está sujeto a que se consigan los fondos para, de una vez, iniciar la obra que tiene una inversión de 600 millones de pesos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.