access_time 18:16
|
6 de abril de 2007
|
|
CHILE

Bachelet busca reformar el sistema electoral

La presidenta firmó el proyecto de ley que intenta democratizar la norma. Calificó la iniciativa como histórica y recordó que por 17 años la derecha no permitió realizar ninguna modificación. Es el último resabio político de la dictadura de Pinochet

SANTIAGO DE CHILE (DPA). La presidenta chilena, Michelle Bachelet, firmó ayer un proyecto de ley que busca democratizar el sistema electoral, eliminando el último resabio político de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990). Bachelet calificó la iniciativa como histórica y recordó que por 17 años la derecha rechazó modificar la norma, que impide la elección proporcional de los candidatos al Congreso.

    A la ceremonia asistió, inesperadamente, el presidente del opositor partido Renovación Nacional, Carlos Larraín. El dirigente condicionó la aprobación del texto legal a la promulgación de un paquete de medidas que frenen la intervención electoral del Gobierno.

SIN EXCLUSIÓN. “Terminar con la exclusión nos hace más chilenos”, alegó la mandataria, en alusión a que hoy los movimientos que no obtienen al menos un tercio de los votos quedan fuera del parlamento. Por ello, la iniciativa considera la inclusión proporcional de minorías en la Cámara de Diputados, básicamente, del Partido Comunista, los ecologistas y los grupos regionales. Ellos dispondrán de 20 escaños de un total de 140 y los equilibrios del Senado no serán afectados.

    Sin embargo, el proyecto aún deberá enfrentar el rechazo de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), partido liderado por ex asesores de Pinochet y que cuenta con mayoría relativa en la Cámara Alta. La UDI acusó a Bachelet de usar esta reforma para tapar la crisis que enfrenta su gobierno desde hace ocho semanas por las fallas en la implementación del nuevo sistema de transporte público en la capital.

MÁS PARTICIPACIÓN. En el oficialismo, apoyaron la idea y llamaron a fortalecer la participación política, estableciendo un sistema electoral que considere inscripción automática, voto obligatorio y renuncia voluntaria. Hoy, en Chile la inscripción es voluntaria y el voto obligatorio. Por su parte, Bachelet admitió que este proyecto de reforma electoral no es su ideal, pero lo valoró como un avance que permitirá a un sector importante de la ciudadanía ser representado en el parlamento.

EL SISTEMA. Desde el retorno a la democracia, en 1990, Chile cuenta con un sistema electoral no proporcional heredado del régimen militar, que permite sólo la elección de dos congresistas por distrito, lo que obliga a la formación de alianzas e impide tanto la representación de minorías como la expresión de mayorías. Por ello, la oposición de derecha mantiene mayoría tanto en la Cámara como en el Senado, lo que le permite trabar iniciativas de rango constitucional, pese a perder 14 elecciones consecutivas desde 1990. Dichas reformas, hasta ahora inviables, apuntan a rediseñar el modelo neoliberal de desarrollo que convive en Chile con políticas públicas socialdemócratas.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.