Juan Grabois: "Nos retiramos del campo"
access_time 19:05
|
22 de septiembre de 2006
|
|
DEBATE EN LA LEGISLATURA

Avanza el derecho a decidir sobre la propia muerte

Religiosos, escribanos, legisladores y médicos coincidieron en aplicar en Mendoza el registro de muerte digna. Se trata de una herramienta mediante la cual las personas deciden cómo pasar sus últimos días.

    “¿Será que no nos hemos preguntado sobre la muerte porque tenemos miedo a nuestra muerte?”. Con esa pregunta, el cura Ricardo Poblete, integrante del Comité de Bioética del Hospital Lagomaggiore, avaló la posibilidad de que en Mendoza se implemente el registro de muerte digna. Esto significa que uno tenga la posibilidad de decidir cómo quiere pasar sus últimos días si llegase a tener una enfermedad terminal. Este tema se discutió ayer en la Legislatura y representantes de la Iglesia, escribanos, abogados y legisladores coincidieron en varios aspectos.

    Pero, sobre todo, en que es necesario educar a la sociedad sobre la muerte, para aceptarla como un tramo más del ciclo de un ser humano y no como algo negativo. Para poder poner en marcha este concepto, explicaron que uno de los pasos es que las personas tengan el derecho de autoprotección y así evitar largas agonías y dolencias. Como base para la discusión se utilizó una iniciativa que elaboró el escribano Pablo Marino y que el diputado del ARI Néstor Piedrafita volcó en un proyecto de ley.

   “Se podrán discutir algunos aspectos de esta idea, pero lo más importante es formar criterios para incorporar la muerte en el proceso de la vida”, aseguró el cura Poblete. A esto, el escribano de Buenos Aires Luis Llorens, quien creó el registro de muerte digna en esa provincia, aseguró que el Derecho ha avanzado con los años, pero ha quedado un hueco sobre este tema: “Aún no podemos decidir sobre nosotros y no es posible que nuestro entorno sea el encargado de esta tarea”.

    En realidad, con el registro se propone que las personas puedan llenar un formulario en el que dejen en claro cómo morirán si pierden la lucidez o quién tomará la decisión por ellas. Para esto, la médica y especialista en bioética Marta Fracapani de Cuitiño explicó los pasos a seguir y dijo que hay varias herramientas de consentimiento informado. Allí se incluyen entrevistas previas con las personas, asesoramiento, formas de ayuda y soportes emocionales al paciente. “Esto hace que reconozcamos cuándo una decisión es autónoma, ya que no debe ser manipulada”, comentó la profesional de la UNCuyo.

DEBATE PENDIENTE. Todos los disertantes, incluido el diputado Piedrafita, aseguraron que existe un tabú cuando se habla de la muerte. “Si no libramos una batalla cultural, si no educamos a los estudiantes universitarios de medicina en este tema y si dejamos que los magistrados mediquen mediante sus fallos, nos va a seguir pasando lo que hoy sucede con este aspecto de nuestras vidas”, sintetizó el director de la obra social de los docentes nacionales y ex integrante de la Asociación de Médicos del Mundo, Alberto García.

    Y reconoció que se puede tener distintas perspectivas religiosas, pero que se debe lograr una buena convivencia, teniendo en claro que la vida es propia y no del entorno. “En esta situación, el paciente es el actor principal, el resto son actores de reparto”, ilustró García, y dijo que la persona enferma debe decidir y no que el médico, por temor a lo que dictamine un juez, le alargue el sufrimiento con tratamientos dolorosos. Por eso, se decidió seguir trabajando y pulir algunos aspectos del proyecto de ley.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.