access_time 18:20
|
30 de noviembre de 2006
|
|
BOLIVIA

Avanza a paso firme la reforma agraria

Con el apoyo de tres legisladores de partidos contrarios al Gobierno, el Senado aprobó el proyecto de ley. La oposición denunció sobornos e involucró al vicepresidente Linera

        El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha logrado un doble triunfo político al imponer su fuerza política para aprobar dos leyes fundamentales para su plan de gobierno, además del reglamento definitivo de la Asamblea Constituyente y, de paso, quebrar la unidad de los partidos de la oposición. Ayer a la noche, al final de una intensa jornada, la Cámara de Senadores aprobó una reforma a la Ley Agraria y, después, los 44 contratos petroleros que consolidan la nacionalización de los hidrocarburos.


       En su discurso, Morales dijo que los cambios fueron consecuencia de la presión ejercida por las marchas de campesinos e indígenas, a quienes alertó que, probablemente, sean necesarias otras movilizaciones para anular las normas dejadas por el neoliberalismo. La nueva ley agraria, que prevé la expropiación de tierras que el Gobierno considere ociosas, supondrá “el fin del latifundio” en Bolivia, dijo Evo Morales al promulgar la norma en el Palacio Quemado.


         La sanción legislativa fue posible, de manera imprevista, por la adhesión de tres senadores de la oposición, los que desobedecieron las instrucciones de sus jefes de partido para ausentarse del Congreso hasta que el Gobierno respete la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente. Al mismo tiempo, en Sucre, sede de la Constituyente, la mayoría oficialista también consiguió avanzar en la ratificación de los artículos del reglamento del foro, a pesar de la huelga de hambre de casi tres centenares de militantes de la centrista Unidad Nacional (UN) y de otros sectores.


       El jefe de UN, Samuel Doria Medina, abandonó el ayuno por prescripción médica, aunque los demás miembros de su partido continúan siguiendo la extrema medida. El presidente Morales estampó su firma en la reforma agraria delante de centenares de aborígenes y campesinos y campesinos que, jubilosos, invadieron pacíficamente el Palacio de Gobierno de La Paz.


 DENUNCIA.


       En tanto, la oposición boliviana se encuentra en shock porque tres de sus senadores apoyaron al oficialismo para aprobar una controvertida ley de tierras e insistió ayer en denunciar sobornos e involucrar en ellos al vicepresidente Álvaro García Linera, sospechas que ha rechazado el Gobierno. El conservador Poder Democrático y Social (Podemos) y la centrista Unidad Nacional (UN) acusaron al oficialismo de comprar los votos para tener la mayoría en el Senado. El partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), aprobó también unos polémicos convenios con Venezuela que estaban bloqueados en el Senado por la confrontación entre el oficialismo y la oposición.


        Los opositores dejaron de asistir a las sesiones del Congreso la semana pasada, en protesta porque el MAS impuso en la Asamblea Constituyente que los artículos de la nueva Carta Magna se aprobarán por mayoría absoluta, la que el partido de Morales tiene, en vez de los dos tercios exigidos por la Constitución y las leyes vigentes. El senador de Podemos Roger Pinto dijo ayer que su suplente, Andrés Heredia Guzmán, lo visitó el lunes para advertirle que el vicepresidente García Linera le había hecho una oferta económica a cambio de su apoyo.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.