access_time 19:23
|
9 de enero de 2009
|

Autocontrol

Uno se pregunta, ¿en qué va a terminar el tránsito en esta ciudad? Cada vez son mas autos los que aguanta la capital y zonas del gran Mendoza, y las calles no se estiran, che.

Cientos de miles de autos convergen y divergen de Mendoza al menos dos veces por día, cuatro veces aquellos que siguen con la costumbre de la siesta y prefieren dormirla en sus casas y no tirados en el césped de la plaza Independencia.
En algún momento vamos a tener que aplicar algún sistema para descongestionar esta autocracia que nos gobierna. Vamos a tener que practicar la autocrítica y demostrar que somos autosuficientes. La gravedad es más grave todos los días, todos los días se agrega alguna decena de autos a los que habitualmente transitan por las arterias céntricas.
Bueno, transitar es una forma de decir, porque lo que ocurre es que uno no logra ir hacia donde quiere, sino hacia donde lo llevan los demás. Uno está en el auto sentado, y con el cinturón de seguridad puesto, el problema es que no avanza. El único movimiento que le permiten al auto es el movimiento de rotación de la tierra sobre su propio eje. Y la cuestión se agrava en los llamados accesos a la ciudad, o los decesos, para ser más exactos. La muni de la Capi organizó la cosa como para que Vicente Zapata sea como Cervantes, de una sola mano, de entrada, pero eso obligó a hacer de una sola mano a Morón, de salida, y a Guaymallén se le armó en Dorrego un despelote tan grande que aún hay automovilistas con el pan dulce y la sidra adentro del auto, porque no pudieron llegar a sus destinos para Navidad.
Cada municipio con su autonomía se presentó ante la Suprema Corte de Justicia para contar con su autorización, pero, automáticamente, se pasó a un cuarto intermedio, tal vez porque el cuarto donde estaban era demasiado chico. Van a tener que ponerse de acuerdo y hacer que la autogestión redunde en beneficio de los automovilistas. Aunque hay una alternativa que puede aportar una solución automática. Que todos los automovilistas que circulen hacia adentro o hacia fuera de la ciudad lo haga sin auto. En definitiva, el asunto es una cuestión de autocontrol.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.