access_time 12:22
|
22 de agosto de 2006
|
EL PSICOANÁLISIS Y LA TECNOLOGÍA

Aumentan terapias on line

Psicólogo y paciente mantienen sesiones a través del chat o el correo electrónico. Puede utilizarse también como complemento de la sesión tradicional.

    “Doctor, ¿sabe usted qué es lo que me sucede, teniendo en cuenta todo lo que le acabo de contar? ¿Doctor? ¡Doctor! ¿¡Sigue conectado!?”. Quizás esta situación suena un tanto ilógica o, mejor dicho, sonaba bastante ilógica hace un tiempo. Pero hoy, la denominada ciberterapia es un fenómeno que se encuentra en expansión y ha alcanzado tal magnitud que ya se plantean debates sobre si esta modalidad es o no ética.

   Mario Lamagrande forma parte del grupo de psicólogos que adaptaron internet a su profesión y utilizan la herramienta como un medio de consulta con sus pacientes e, incluso, con otros profesionales. “Es importante que, al menos una vez, haya contacto directo entre terapeuta y paciente antes de comenzar el tratamiento”, explicó el especialista. También dijo que, en su caso, el chat o el correo electrónico son utilizados como soporte de seguimiento de pacientes con los que mantiene sesiones cara a cara. “Creo que, en el futuro, la ciberterapia va a estar en la misma escala que la tradicional en cuanto a adeptos”, aseveró.

EN QUÉ CONSISTE. Los protagonistas son los mismos que en una sesión tradicional: el psicólogo y el paciente. Sin embargo, aparece un nuevo medio: internet. El avance de la tecnología permite, en este caso, que el característico diván sea remplazado por una silla o sillón ubicado frente a una computadora y, en vez de que el paciente le cuente al psicólogo sus problemas cara a cara, se hace vía chat o correo electrónico. El procedimiento es más que simple. Puede ser que la sesión haya sido pautada de antemano con el profesional o, directamente, que el interesado recurra al ciberespacio en busca de ayuda.

    Lamagrande explicó que existen varios portales en la red destinados a brindar ayuda psicológica o información a los terapeutas.“En mi caso, no trabajo con pacientes a los que no haya visto cara a cara. Es importante que se establezca un encuadre para tener un panorama y, de allí en más, se comience a trabajar por intermedio de la red. Pero hay una gran cantidad de profesionales que trabajan con pacientes que jamás han visto”, especificó el psicólogo. El profesional explicó que su metodología es trabajar con un sistema mixto, en el que combina el contacto directo con el seguimiento del paciente, así como encomendar algunas actividades vía correo electrónico o MSN.

ANTECEDENTES. El psicólogo comentó que, a lo largo de la historia, se han dado situaciones similares a la ciberterapia. “Sin ir más lejos, el propio Sigmund Freud mantenía correspondencia con otros especialistas para compartir puntos de vista e intercambiar opiniones”, dijo. Lamagrande también se refirió a los casos de asistencia remota actuales, como es el caso de la línea telefónica de ayuda al suicida. “Son todos antecedentes de lo que es la ciberterapia. Sin embargo, hay situaciones en las que se utiliza sólo en casos de urgencia”.

PAGO. Sólo basta con tipear en algún buscador palabras claves como “ciberterapia” o “psicólogos on line” para que aparezcan un sinfín de portales. En su mayoría, ofrecen terapias por chat o correo electrónico, y el pago es anticipado a través de giros de dinero o tarjeta de crédito. Lamagrande especificó que esto suele suceder en aquellos casos en los que paciente y especialista jamás se contactan directamente. El profesional especificó que si bien sólo uno por ciento de sus pacientes recurre a este sistema, “es algo que va en constante crecimiento y aún no llega a su auge”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.