access_time 12:09
|
24 de abril de 2007
|
|
ENTRAN Y ESCAPAN POR UN HUECO DEL TECHO

Audaces boqueteros roban un local comercial

Varios ladrones, tras una acrobática operación en la que se descolgaron con sogas desde el cielo raso, lograron ingresar al comercio

    Un grupo de intrépidos y audaces delincuentes perpetró durante la madrugada de ayer un golpe comando en una casa de electrodomésticos ubicada en pleno centro. Los ladrones se movieron con total impunidad, ingresaron al local perforando el techo de durlock y, usando sogas para descender al salón central, procedieron a llevarse alrededor de 1.000 pesos y una cantidad de electrodomésticos no precisada, aunque desde la firma aclararon que se trata de aparatos pequeños, ya que fueron sacados por el mismo lugar por el que ingresaron.

    El gerente de la sucursal indicó que los boqueteros tenían todo estudiado y que, incluso, se dirigieron exclusivamente a los lugares donde había o podía haber plata.“El sensor de la alarma recién los tomó cuando ingresaron a mi oficina. Pero hasta habían desconectado la central telefónica, por lo que la alarma sonó una vez”.

MEGADESPLIEGUE. Eran las 0.50 cuando el gerente –quien prefirió no ser identificado en la nota– recibió en su casa un llamado del sistema de monitoreo, mediante el cual se le comunicaba que la alarma se había disparado. De inmediato, junto a efectivos policiales, se dirigió al local ubicado en calle San Martín, cerca de la intersección con Entre Ríos. “Llegamos a la 1.10 y ya se habían retirado los delincuentes.

    Cuando entramos, encontramos que estaba todo revuelto en la zona de cajas, de administración, de morosidad y en mi oficina, todos lugares en los que hay plata”, explicó el encargado, quien indicó que recién el sensor los tomó luego de varios minutos en el interior del lugar. “Se manejaban desde el entre techo y conocían a la perfección la disposición. Cuando llegaban a la zona que buscaban, agujereaban el durlock y bajaban con sogas a la sala para ir tomando dinero y electrodomésticos, burlando los sensores.

    Después, se fueron por el mismo lugar”, explicó el gerente. Pese a que se desconoce con exactitud a cuánto asciende el monto robado, el encargado de la sucursal especificó que no serían más de 1.000 pesos (dado que la noche anterior habían hecho el cierre de caja) y otros electrodomésticos pequeños, entre los que habría algunos celulares. Los boqueteros también habrían intentado abrir la caja fuerte, pero desistieron luego de comprobar que les tomaría más trabajo de lo pensado y que la alarma ya se había disparado. Por tal motivo, subieron nuevamente utilizando la soga por la que bajaron y se fueron con el botín.

INADVERTIDOS. El local cuenta con un sistema de alarma monitoreado, por lo que no precisa sereno ni guardia de seguridad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.