access_time 17:21
|
7 de septiembre de 2006
|
|

ATRASADOS

Algo hay que hacer, urgente, con la base de datos de los muchachos que dan las licencias de conducir. Es que nos enteramos de un caso insólito.

    Algo hay que hacer, urgente, con la base de datos de los muchachos que dan las licencias de conducir. Es que nos enteramos de un caso insólito. Una joven fue a renovar su licencia de conducir y le saltaron multas impagas de hace ocho años, es decir, de antes de la renovación anterior. Multas viejas, suponemos, deben aparecer cada cinco años, el plazo que marca la ley para renovar la licencia de conducir. Según los muchachos de los carnés, ellos no tienen nada que ver con las multas que aparecen en las pantallas de las computadoras. Hay que ir a quejarse a la policía o a los municipios.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.