access_time 19:27
|
30 de enero de 2007
|
|
ISRAEL

Atentado causó tres muertos

Es el primero tras la tregua que acordaron israelíes y palestinos. Se concretó en un negocio ubicado en un concurrido centro comercial. Un suicida cargaba una mochila con explosivos.

JERUSALÉN (EFE). El atentado suicida registrado en la ciudad israelí de Eilat, en el que murieron tres personas, es el primero en diez meses y el único desde que israelíes y palestinos alcanzaron un acuerdo de tregua en noviembre. A las 9.30 de ayer, una potente explosión sacudió la panadería Lehamim de un centro comercial situado en el barrio Isidor de la ciudad de Eilat, la más meridional de Israel, bañada por el mar Rojo.

   En un primer momento, los organismos de seguridad, sorprendidos por la deflagración, sospecharon que podría tratarse de una explosión de gas, pero posteriormente todos los indicios apuntaron a que se trataba de un atentado suicida, el primero de este tipo registrado en la ciudad costera. El suicida, quien, según los testigos, portaba una mochila cargada de explosivos –entre cuatro y ocho kilos, según las investigaciones–, merodeó por el centro comercial minutos antes de detonar la carga a la entrada de la panadería.

   El ataque acabó con la vida de tres civiles y entre tres y cuatro personas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos por sufrir síndrome de shock postraumático, indicó a Efe el portavoz de la policía,Mickey Rosenfeld. Los batallones de Saraya al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, anunciaron poco después, en una rueda de prensa, que Ahmad Seerak, un joven de 21 años residente en el barrio Seyaíe de la ciudad de Gaza, fue el autor del atentado.

   La responsabilidad de dicho acto fue, además, conjuntamente asumida por la Yihad Islámica, las Brigadas de los Mártires de Al Aksa –facción armada vinculada a Al Fatah– y un nuevo grupo denominado Ejército de los Creyentes (Al Yaish al Muminin).

LUGAR TURÍSTICO.
Los testigos mostraron a los medios de comunicación israelíes su sorpresa por el ataque en una de las principales ciudades turísticas del país y que cuenta con un aeropuerto propio, recibiendo cada año la visita de miles de extranjeros. Las imágenes difundidas por las cadenas de televisión locales mostraban los destrozos provocados por la bomba y los restos humanos y de metralla esparcidos por toda la panadería.

   El alcalde de Eilat, Yitzhak Halevi, declaró a la radio pública israelí que las víctimas del atentado, presumiblemente, son residentes de la ciudad y no turistas, aseverando que la localidad no estaba preparada para una contingencia semejante. Los organismos de seguridad, que ayer aumentaron el nivel de alerta en todo el país, no contaban con ninguna advertencia específica de que fuera a producirse un atentado en Eilat.

   Así lo confirmó Rosenfeld, quien, no obstante, apuntó que la Policía investiga las circunstancias del suceso, así como la identidad del autor del atentado. En ese sentido se expresó la portavoz de la oficina del primer ministro israelí, Miri Eisin, quien declaró a Efe: “Aún no está claro el origen del ataque. Israel está constantemente bajo amenaza de ataques terroristas y continuamos, por tanto, en guardia y hacemos todo lo posible para impedir que se produzcan este tipo de atentados”.

PASO A PASO. El jefe de Gobierno, Ehud Olmert, y todo el Ejecutivo siguieron los acontecimientos ocurridos en Eilat y fueron informados por los organismos de seguridad, a la espera de conocer todos los detalles. A pesar de que las Brigadas de los Mártires de Al Aksa asumieron la autoría del ataque, el portavoz del movimiento nacionalista palestino Al Fatah, Ahmad Abdul Rahman, lo condenó.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.