access_time 19:11
|
6 de marzo de 2007
|
|
AFGANISTÁN

Ataque de EEUU dejó nueve muertos

Fue en un poblado al noreste de Kabul. Entre los fallecidos hay tres niños y cinco mujeres. Aseguraron que fue en respuesta a un bombardeo talibán.

    Nueve civiles, entre ellos tres niños y cinco mujeres, murieron ayer en un ataque aéreo de fuerzas estadounidenses al noreste de Kabul, el que se suma al que el domingo se cobró la vida de 16 personas en el este del país, en ambos casos, en respuesta a una ofensiva talibán. El ataque de ayer fue admitido por las tropas norteamericanas, que nuevamente culparon a los talibanes de esconderse entre civiles, y dijeron que hay informes sin confirmar sobre la existencia de nueve fallecidos.

    El bombardeo, registrado en la provincia de Kapisa, siguió a un ataque registrado en la noche del domingo contra la base estadounidense de Nijrab, dijo hoy a Efe el vicegobernador provincial, Sayed Mohamed Dawood Hashimi. Según esta fuente, la respuesta de la OTAN alcanzó una casa en la que habitaban civiles y causó la muerte de tres niños, cinco mujeres y un hombre.

     El Ministerio del Interior afgano confirmó que algunos civiles murieron pero no precisó el número. Posteriormente, las fuerzas estadounidenses afirmaron en un comunicado que, tras el ataque insurgente contra su base, los talibanes se metieron en ese recinto habitado. Según esta versión, las fuerzas norteamericanas observaron que dos talibanes armados con fusiles AK-47 entraban allí.

    “Estos hombres pusieron en peligro, a sabiendas, a los civiles, retirándose hacia el área poblada mientras atacaban a las fuerzas de la coalición”, dijo el portavoz de las fuerzas estadounidenses, el teniente coronel David Accetta, citado en el comunicado. Un avión estadounidense “lanzó dos bombas de 2.000 libras sobre la posición supuesta del enemigo, lo que puso fin al enfrentamiento”, añadió, y aseguró que “hay informes sin confirmar de que nueve personas han muerto”.

    SEGUNDO ATAQUE. Estas últimas muertes de civiles se suman a las de ayer, cuando 16 personas fallecieron y otras 24 resultaron heridas en un fuego cruzado entre tropas estadounidenses e insurgentes afganos en la provincia oriental de Nangarhar. El suceso, en el que también resultó herido un soldado de EEUU, ocurrió en las afueras de la capital provincial, Jalalabad, en la carretera que la enlaza con Pakistán, donde un convoy norteamericano fue objeto de un ataque con explosivos seguido de un tiroteo.

    Los civiles murieron en el fuego cruzado, según la versión ofrecida ayer por Accetta, quien dijo lamentar “la muerte de ciudadanos afganos inocentes como resultado del acto cobarde de los extremistas talibanes”. Accetta añadió que el episodio, que motivó una airada marcha de protesta de ciudadanos de Jalalabad, está siendo investigado por fuerzas afganas y norteamericanas.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.