access_time 17:10
|
29 de octubre de 2017
|

Así se prepara la Patrulla de Rescate para la temporada en el Aconcagua

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1509292560495%231050527.jpg

La unidad realiza 78 salvatajes de andinistas al año, 70% sólo en el pico más alto de América. Las zonas de mayor conflicto y los errores más comunes de los montañistas.

Desde el 1 de noviembre la Patrulla de Rescate inicia la temporada en Parque Aconcagua, tarea que se extiende hasta el 15 de marzo. Los rescatistas son los primeros en subir a la base en Alta montaña y los últimos en abandonar el lugar. Anualmente, realizan cerca de 78 operativos de búsqueda y rescate de personas, 70% de los cuales pertenecen a salvatajes en el pico más alto de América.

La unidad depende del ministerio de Seguridad. La componen 25 oficiales de policía especialmente entrenados en el auxilio en montaña. Su ámbito de actuación es en toda la provincia, en particular el pedemonte, la pre-cordillera, la cordillera frontal y principal. Sin embargo, puede intervenir en el territorio de otras provincias en colaboración y a requerimiento efectuado a nuestro Gobierno Provincial.

Para formar parte, los policías tiene dos mecanismos, ingresar por su currículum -ser profesores de educación física o guía de montaña- o realizando una capacitación que dura dos meses. Debe tener buena condición física, pero también estar altamente entrenado para enfrentar la montaña, saber como alimentarse y planificar una expedición.

Antonio Ibaceta, un comisario inspector que lleva 23 años en la fuerza, afirma que "la montaña no es peligrosa", los inconvenientes surgen cuando se le pierde el respeto, se subestima al medio, no consideran las condiciones meteorológicas  y se sobrevaloran.

 "Todo depende de las capacidades que uno tenga para desarrollar la actividad que pretende", dijo y consideró que "no sólo hace falta entrenamiento, sino también contar con el equipo adecuado".

Las tecnologías de rastrillaje cada vez más avanzadas, como los GPS, permiten que los operativos se realicen con mayor efectividad. "Gran parte del éxito parte de la buena comunicación. Cualquiera puede tener un teléfono satelital y establecer su ubicación", detalló.

Las zonas de mayor conflicto

En el Aconcagua, las zonas que motivan la intervención de la patrulla son por encima de los 4.000 ó 5.000 metros de altura, sobre los campamentos bases. Durante la temporada anterior, se realizaron 56 búsquedas y rescates, algunas de las cuales terminaron con saldo negativo.

En el sector del Cordón del Plata se produjeron dos decesos, el de Sebastián Ronaldi en febrero de este año, un escalador oriundo de Buenos Aires que decidió ascender el cerro Cerro San Bernardo en solitario sin equipo de comunicación, ni GPS y el de Iván Samus, de 35 años cuyo cuerpo fue encontrado el 16 de diciembre pasado. El joven, había llegado a la zona del cerro El Plata, de 5.968 metros de altitud, junto a otros dos andinistas, quienes desistieron de continuar el ascenso, sin embargo, él decidió seguir adelante con la travesía.

"Cuando se desvían de las rutas que están armadas, como el glaciar de los Polacos y algunas variantes. Son zonas que se evalúa bastante la intervención. Por ejemplo, en la Pared Sur del Aconcagua, no intervenimos por el elevadísimo riesgo que implica una operación de búsqueda y rescate. Aunque prácticamente son rutas pocos transitadas", detalló.

En caso de querer incursionar en ese sector, las expediciones firman una asunción de riesgo donde reconocen que es una zona donde si tienen una emergencia la única posibilidad que tienen es salir por sus propios medios.

"Han habido casos y gracias al excelente trabajo en equipo que se ha hecho estas personas han podido salir ilesas. La patrulla trabaja con el, helicoptero que tiene un piloto entrenado, médicos, guardaparques, andinistras profesionales y guías de montaña", explicó Ibaceta.

Cuánto dura un rescate

No hay un tiempo estipulado para realizar un rescate, depende de la proximidad y los recursos con los que se cuente.

"Toda desaparición hay que judicializarla. El operativo se realiza hasta el final o hasta que hay indicios certeros de que la persona falleció", explicaron. 

El senderismo

Una práctica habitual entre los mendocinos es conformar grupos de salidas a cerros alrededor de la Ciudad para hacer senderismo, como el Cerro Arco, el Santo Tomás de Aquino, El Gateado y Vizcacha, el Áspero.

"Son cerros de baja cota pero nunca hay que subestimarlos. La mayoría de los inconvenientes que se presentan ahí es que la gente calcula mal los tiempos y se les hace tarde. La inestabilidad meteorológica hace que a la tarde se nuble, baje las nubes y tengan poca visibilidad. Ese tipo de situaciones hacen que se realicen acciones para auxiliarlos", explicó.

Pese a todo, esto es lo que sugieren los especialistas: "Por lo general hay buena señal de teléfono y pueden llamar al 911 y avisan estamos perdidos y le recomendamos no moverse si no conocen para no complicarse más y evitar una caída".

Registrar las salidas

Dentro de sus funciones está el control de andinistas, su identificación e inspección de equipos específicos con el solo fin de prevenir accidentes y optimizar la prestación del servicio.

Solo en las áreas protegidas hay control de ingreso, sin embargo, "a todos los que realizan excursiones les pedimos que nos avisen. Nos manden un correo: patrullarescate-seg@mendoza.gov.ar . Deben incluir el nombre de los integrantes, DNI, teléfono de contacto y el itinerario. De esta forma si surge algún  inconveniente tenemos información previa para actuar", señaló.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.