access_time 20:27
|
17 de julio de 2017
|
Nueva era

Así los smartphones revolucionaron la vida

<p>Los dispositivos m&oacute;viles conectados a Internet transformaron radicalmente la forma en que el humano se comunica.</p>

Los teléfonos con conexión a Internet llegaron para cambiar la vida de todos y planean permanecer un buen tiempo vigentes.

A continuación compartimos algunas de los puntos más importantes relacionados con esta revolución tecnológica.

1. Selfies sin límites

Sin duda alguna, los smartphones han ayudado a potenciar esta tendencia de la autofoto. 

La llegada de la cámara frontal y sus constantes mejoras se han ido encargando de permitir selfies de excelente calidad.
 
Obviamente esto también determina una catarata de imágenes personales en las redes sociales, destino favorito de tales archivos digitales.

 

2. Información, seguridad y peleas

Servicios como Whatsapp o Messenger permiten el trafico ininterrumpido e ilimitado de información, la cual en muchas ocasiones ha generado y genera rupturas amorosas, del mismo modo que permite la creación de enlaces reales.

Los códigos de acceso o las huellas dactilares pueden reforzar la seguridad. Los smartphones se han convertido en núcleos de información (fotos, emails, mensajes).

3. Conexión todo el día

Antes los celulares sólo permitían enviar mensajes SMS a valores importantes, de modo tal que no podía estar todo el día tecleando y enviando textos.

Hoy, la conexión a Internet en los teléfonos los ha convertido en el centro total de la comunicación las 24 horas del día. El tipeo solo tiene un límite, al dormir.

Y no solamente tiene que ver con el texto. El intercambio de imágenes, video, documentos y emojis está marcando a fuego las generaciones actuales. De hecho, en la red hasta hay nuevos lenguajes y dialectos, considerados por muchos como erróneos o faltos de sustento académico.

4. All in one

Imagínense tener que transportar un teléfono, una cámara de fotos, una radio, una linterna, un reproductor de música, todo por separado. Decimos “imagínense” porque muchos de ustedes a lo mejor no vivieron la época en que eso era una constante.

Los nuevos dispositivos cuentan con todas esas herramientas incorporadas, y muchas otras más producto de los potentes sistemas operativos que les dan vida. ¿Quieren medir el nivel de algo? Pueden bajarse una aplicación que se vale del acelerómetro y giróscopo del teléfono para indicar en la pantalla la inclinación de algo con una burbuja, tal como los niveles clásicos de los albañiles.

5. Nunca más el “¿cómo llego a tal lugar?”

La mayoría de los smartphones actuales cuentan con GPS para determinar la posición instante a instante sobre la superficie de la Tierra. Esta herramienta combinada con aplicaciones de mapas permite obtener lo que se conoce como “navegador satelital”.

El mencionado navegador hace posible recibir indicaciones en pantalla o verbales para llegar a un determinado lugar.

La simplficación llegó a tal punto que una persona puede compartir su ubicación mediante Whatsapp, por ejemplo, y los demás pueden llegar a la misma clickeando en la pantalla y recibiendo todas las indicaciones correspondientes.

 

6. Se acabó la incertidumbre

Las nuevas tecnologías nos permiten un fácil acceso a la información. Además de las enciclopedias online gratis, como Wikipedia, hay muchas páginas web que te ayudan a desarrollar tus conocimientos. Sin embargo, este acceso a la información también propicia malos hábitos. Ya no pensamos sobre la respuesta a una pregunta. Vamos directos a internet para saber la respuesta. Ya no tenemos confianza en nuestros recuerdos y dejamos que nuestros smartphones respondan a todas nuestras preguntas, la parte buena es que se descubre antes a los listillos.

7. Adictos a nuestros dispositivos

Según un estudio de Madam Figaro que se realizó con más de 2000 participantes, consultamos nuestros teléfonos una media de 221 veces al día y los usamos durante unas 3 horas y 16 minutos al día. ¡Eso es un día a la semana dedicado a usar el smartphone! Lo peor es que el 40% de los participantes admitió no poder vivir sin su smartphone. Una muestra de esta adicción es que la mayoría de los participantes explican que realizan tareas en sus teléfonos sin ni siquiera darse cuenta.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.