access_time 07:23
|
8 de enero de 2019
|
Mendotran

Así funcionará el "Metrobus", con paradores en Godoy Cruz

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15468850651201%20IMG_9362.jpg

La obra de refuncionalización del troncal del transporte público de pasajeros se puso en marcha sobre avenida San Martín. Incluirá una plataforma con paradas cada 400 metros y estará prohibido estacionar. El cambio ya generó polémica en los comerciantes.

En Godoy Cruz comenzaron las obras de refuncionalización del troncal del transporte público de pasajeros que plantea un nuevo sistema de carriles exclusivos para colectivos, similar al Metrobus porteño, que contará con paradores en el centro y a lo largo de la avenida San Martín, desde Yrigoyen hasta Tiburcio Benegas, con continuación hacia el puente Olive y la Panamericana.

El cambio más polémico que prevé este plan de modernización es la prohibición de estacionar en ambos costados de la calzada y en las zonas de las plataformas.

Antes de que comience a funcionar, ya los comerciantes más antiguos de la zona mostraron sus dudas al respecto. A priori cuestionan que habrá menos espacio para aparcar, que limitará el acceso a sus negocios y que sólo beneficiará a las playas de estacionamiento.

Emulando el diseño del sistema que se encuentra sobre la Avenida 9 de Julio, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se distribuirán islas cada 400 metros, donde confluirán las líneas de colectivos, eliminando las actuales paradas que se ubican, incluso, una o más por cuadra.

El Municipio de Godoy Cruz asegura que no sólo es un sistema más seguro sino que, además, permitirá mayor fluidez vehicular y reducirá el tiempo de viaje. En tanto, los 12 buses eléctricos que remplazarán a los troles podrán operar en forma eficaz dados los requerimiento técnicos que necesitan para las recargas, con acelerado, frenado y puntos de carga.

La inversión es de $90 millones y el plazo de ejecución de obra para la empresa adjudicataria –la constructora Da Fré– es de 100 días. Del total, la Secretaría de Servicios Públicos de la Provincia aportará $64 millones, porque el proyecto es parte de la red troncal elaborada por el Gobierno nacional. El resto de los fondos provendrá de la Comuna al mando de Tadeo García Zalazar para tareas de asfaltado.

Una a una, las paradas

Durante el recorrido de los troncales se construirán 32 paradores, de los cuales 21 se localizarán sobre calle San Martín; 4 sobre Panamericana, sentido norte-sur; 3 sobre Panamericana, sentido sur-norte sobre las dársenas existentes, y 4 en Tiburcio Benegas y Sarmiento en las veredas. El largo de la plataforma es de 43 metros. Incluye un parador de 24 metros de largo por 2,5 de ancho, con barandas perimetrales y baldosas podotáctiles yun derivador de 8,5 metros de largo.

“Queremos dar un mejor servicio, con menos emisiones contaminantes, mayor confort y comodidad. Liberamos las veredas de paradas de colectivos, y los micros no interfieren con los vehículos particulares”, indicó Diego Coronel, secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos.

Alarma entre los comerciantes

Una de las medidas más cuestionadas del plan de modernización es la total prohibición de estacionamiento en ambos costados de la calzada mientras se desarrollan las obras, y, una vez implementado, en las zonas de las plataformas.

Antes de que arranque, los propietarios de los negocios de la zona evidenciaron su preocupación e incertidumbre, ya que creen que reducirá el acceso a sus comercios, sobre todo, las gomerías y concesionarias de auto.

Daniel Verdini, titular de la empresa que lleva su nombre, expresó su malestar. “Nos parece una decisión arbitraria que nos va a producir un perjuicio económico muy grande porque va a complicar la circulación en la Avenida San Martín. Estamos muy en desacuerdo”, manifestó.

Y agregó: “Perjudicará el ingreso y egreso de los clientes al negocio, además de que la gente buscará otras arterias de circulación”.

En tanto, Guido Pizzolatto, dueño del quiosco que funciona frente al Casino de Mendoza y de la futura plataforma, dijo que, por un lado, el cambio beneficiará el movimiento de gente, lo que repercutirá positivamente en su negocio. Sin embargo, tendrá que buscar otro lugar para estacionar su vehículo.

El secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos aclaró que se pintaron los cordones de amarillo para favorecer el flujo vehicular ya que no se cortará el tránsito y porque, además, se trabajará con maquinaria pesada.

“No se cortó el tránsito, finalizada la obra se volverán a pintar de verde las partes en las que se puede estacionar. Donde están las islas no se va a poder parar porque achicamos los espacios en los cuales pueden estar los autos para darle más seguridad al peatón, dijo.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.