access_time 20:40
|
26 de octubre de 2009
|
|
DURANTE UN ROBO

Asesinaron de dos disparos a verdulero

El hijo de la víctima, de seis años, escuchó los balazos y luego vio a su padre muerto.

BUENOS AIRES (TÉLAM). Un verdulero fue asesinado de dos balazos al ser asaltado por delincuentes en su comercio del barrio porteño de Villa Lugano y se investiga, entre otras hipótesis, si se trató de un intento de robo. En la escena del crimen se encontraba solamente un hijo 6 años de la víctima que dormía al momento del hecho y que se despertó al escuchar los disparos. Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió el sábado a la noche, en el comercio Frutas y verduras Rosemary, ubicado en calle Larrazábal al 2600, casi esquina Eva Perón, en el límite entre Villa Lugano y Mataderos, en Capital.
    Es un local con un toldo de lona verde y una persiana metálica al frente del mismo color, donde trabajaba el verdulero, un hombre de 40 años de nacionalidad boliviana. Este trabajador residía en el conurbano, compraba en el Mercado Central y luego iba a su local porteño, donde distribuía las verduras. Según las fuentes, todo comenzó a las 20.40, cuando dos hombres, uno de ellos armados, irrumpieron en el lugar con aparentes fines de robo y, por causas que se procuran determinar, atacaron al verdulero a tiros. Los pesquisas intentan establecer si la víctima se resistió a que le robaran, ya que junto al cuerpo había una cuchilla, o si exisEs un local con un toldo de lona verde y una persiana metálica al frente del mismo color, donde trabajaba el verdulero, un hombre de 40 años de nacionalidad boliviana. Este trabajador residía en el conurbano, compraba en el Mercado Central y luego iba a su local porteño, donde distribuía las verduras.
    Según las fuentes, todo comenzó a las 20.40, cuando dos hombres, uno de ellos armados, irrumpieron en el lugar con aparentes fines de robo y, por causas que se procuran determinar, atacaron al verdulero a tiros. Los pesquisas intentan establecer si la víctima se resistió a que le robaran, ya que junto al cuerpo había una cuchilla, o si existe alguna otra motivación detrás del crimen, dijeron los informantes. Tras la agresión, los asaltantes huyeron del lugar a la carrera hacia la cercana Ciudad Oculta, mientras que la víctima murió de un balazo en el tórax y otro en una pierna. Luego del hecho, alertados por los vecinos, arribaron a la escena del crimen los efectivos de la Comisaría 48ª y de la Unidad Criminalística Móvil para el levantamiento de rastros.
    Una mujer que vive al lado de la verdulería contó ayer a la mañana a la prensa que al escuchar los disparos fue a ver qué pasaba y se encontró con el hijo del verdulero. “El nene me dijo que estaba durmiendo y que se despertó cuando escuchó que se cayó su papá; así que no vio nada”, relató al vecina. La mujer dijo que ante esa situación se llevó al chico a su casa y lo puso “a ver una película” mientras arribaban al lugar los médicos de la ambulancia y los policías. “Me preguntaba quién iba ahora a despachar la mercadería”, recordó la vecina que le dijo el niño en ese momento. La misma vecina señaló que, habitualmente, el verdulero llevaba a su hijo al local los fines de semana y que actualmente estaban los dos solos, ya que la mujer del comerciante y madre del niño había viajado a Bolivia por un problema familiar.
    Los voceros policiales comentaron que en un primer momento se le dio intervención al Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno porteño para que asistiera al hijo de la víctima mientras se localizaba a sus familiares más cercanos. “El nene no comprendió lo que pasó y estuvo contenido por una psicóloga de la Policía hasta que se lo entregó a los tíos”, explicó una fuente. En tanto, los detectives policiales procuraban esta tarde dar con más testigos directos del hecho, ya que la única persona que estuvo en la escena del crimen fue el niño de seis años, y así obtener datos que permitan identificar a los delincuentes. La vecina consultada contó que dos mujeres jóvenes manifestaron a la policía que ellas paseaban a sus perros cuando vieron salir a los asesinos corriendo. “Dicen que los delincuentes habían estado merodeando el barrio, pero fue todo muy rápido”, añadió al mujer.
    La causa por el homicidio, que está bajo secreto de sumario, quedó a cargo del Juzgado en lo Criminal de Instrucción 29 de Capital Federal, a cargo de Ricardo Pinto.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.