EEUU vuelve a conmocionarse por otro tiroteo en una escuela
access_time 00:44
|
6 de junio de 2007
|
|
SAN LUIS

Asesinan a un chico de un balazo

Un grupo de amigos de andanzas estuvo casi dos días bebiendo. Ese era el programa para casi todos los fines de semana, que se alargaban con los interminables tragos de vino, cerveza y Fernet. La borrachera tal vez hubiera seguido de no ser porque uno de ellos cayó muerto de un balazo en la cara y hubo que suspender los tragos para disimular el crimen y esconder el cuerpo, informó La República.

    Un grupo de amigos de andanzas estuvo casi dos días bebiendo. Ese era el programa para casi todos los fines de semana, que se alargaban con los interminables tragos de vino, cerveza y Fernet. La borrachera tal vez hubiera seguido de no ser porque uno de ellos cayó muerto de un balazo en la cara y hubo que suspender los tragos para disimular el crimen y esconder el cuerpo, informó La República. Recién cuando la madre del chico asesinado, de apellido Díaz (15), empezó a presionar con su búsqueda desesperada y fue a la policía a pedir ayuda para encontrarlo, empezaron a aflojarse los hilos del manto de ocultamiento que los implicados tendieron sobre el crimen.

    No se sabe por qué al adolescente lo mataron de un balazo en la cara. Incluso, si no hay una buena labor de los pesquisas, podría no saberse quién de los sospechosos apretó el gatillo.Por ahora, hay tres jóvenes demorados. Uno tiene 17 años y los otros dos, 19. Todos son del barrio 9 de Julio, de los alrededores de la ciudad de San Luis, en un asentamiento cuasirural. Frente a la casa en la que mataron al chico Díaz, la número 17 de la manzana A, hay una farola, la única en la calle, que parece una boca de lobo.

    Uno de los implicados es un chico de 17 años apodado Mojarra. El lunes, cuando la policía lo fue a interrogar, quiso escapar pero lo atraparon. Los otros dos son de apellido Gutiérrez y habitan la casa en la que Hugo murió. Uno es el dueño del rifle calibre 22 que seguramente usaron en el crimen. El arma estaba dentro de la precaria casa. En el patio, la policía puntana encontró seis vainas servidas. Uno de esos tiros le entró al joven Díaz al costado derecho de la nariz, cerca de la boca.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.