access_time 22:06
|
8 de julio de 2006
|
CONDICIONES CLIMÁTICAS

Aseguran que podría faltar agua en el verano

Lo dijo la especialista en Climatología de la UNCuyo, Marcela Polimeni. Los productores agrícolas temen que la falta de frío impacte en forma negativa en la floración de los frutos

       De continuar las actuales condiciones climáticas, con viento Zonda y sin nevadas en alta montaña, y de no arribar un frente frío, podría llegar a verse el impacto en los caudales de agua de la provincia para el verano y también en la actividad agrícola. “El centro de alta presión del Pacífico está muy al sur de su posición normal invernal; es más, se encuentra en una posición propia de verano”, explicó Marcela Polimeni, doctora en Geografía y especialista en Climatología de la UNCuyo. Para la geógrafa, quien analiza el fenómeno climático en alta montaña, “las nevadas están bastante demoradas y, encima, el invierno todavía no llega”.


        Esa demora, teme Polimeni, no permitiría que se produzca la suficiente acumulación nívea en la alta montaña, lo que generaría una escasez de agua para los meses de verano. “Ya van tres alertas meteorológicas de frentes fríos que se desvían o que no tienen la suficiente intensidad para desplazar al actual sistema de Zonda en altura”, grafica preocupada la investigadora. Los ciclos climáticos suelen repetirse cada 8 o 10 años. De hecho, hubo inviernos similares en 1996 y 1997, de acuerdo a los estudios cotejados por la especialista.


       “En la situación que nos encontramos y de acuerdo a los estudios, no podemos responsabilizar al Niño, porque está neutral. Buscamos coincidencias entre el Niño, la Niña y estas situaciones, pero no las hay”, aclaró la investigadora en Climatología. Sin pronóstico. Desde el Departamento General de Irrigación, confirmaron que la acumulación nívea de este año es menor a igual época del 2005. No obstante, aguardan tres nevadas, que se producen históricamente, dos en julio, más la tormenta de Santa Rosa que se da en agosto. Irrigación dará a conocer el pronóstico de caudales a principios de octubre, pero descartan que falte el agua para el verano.



      En cuanto al déficit habitual de primavera, aseguraron que se cubre con el agua del dique Potrerillos que hoy está al máximo de su capacidad. Zonda. Polimeni explicó que el Zonda es un fenómeno típico de las zonas de montaña; en Mendoza, es habitual que se entre abril y noviembre, siendo agosto el mes en el que más se siente su presencia. “Es un año atípico en la cantidad de días de Zonda”, afirma la doctora en Geografía.


      El Zonda es un fenómeno que suele colaborar para que se produzcan nevadas en alta montaña, pero a su vez afecta en forma directa a las personas. “Acá no hay conciencia respecto de la incidencia que tiene el Zonda sobre la gente”, advirtió la mujer. Es que este sistema provoca alteraciones en los sistemas nervioso y respiratorio, además de cefalea. Agro en riesgo. Desde el Valle de Uco, zona productora por excelencia, el titular de la Cámara de Industria,Agricultura y Comercio de Tunuyán, Alejandro Fadel, aseguró que las actuales condiciones climáticas preocupan a los productores.


      “Las plantas necesitan acumular horas de frío, y no se están produciendo. Esto no sólo puede llevar a una floración anticipada, sino que hace que la misma sea despareja o que no cuaje bien el fruto, produciéndose un crecimiento uniforme” explicó Fadel.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.