access_time 15:06
|
12 de noviembre de 2012
|
|

INCLUSIÓN SOCIAL

Arte comprometido: Marcelo, el pintor que dibuja sueños en La Favorita

Hace 4 años realiza murales temáticos para concientizar al barrio en el que vive. La historia de un hombre que llegó de Chile en 1991 y hace un trabajo social.

Marcelo Valencia tiene 39 años, es carpintero, pintor de obras y un reconocido vecino del barrio La Favorita. Hace 4 años que realiza murales temáticos con el objetivo de lograr que los jóvenes se acerquen al arte y, a la vez, se alejen de otras situaciones menos felices. No recibe ningún tipo de ayuda económica por su trabajo, pero su proyecto le cambió la imagen a un lugar estigmatizado por la sociedad.

Mientras un viejo debate plantea la discusión sobre si el arte debe ser analizado meramente como una actividad creativa o visto como una práctica comprometida con la realidad social, Mendoza es testigo de un movimiento que se viene gestando desde hace tiempo y que está relacionado con el embellecimiento de muchas paredes olvidadas en distintos puntos de la provincia. En este sentido, la actividad iniciada por Marcelo hace 4 años se presenta como un verdadero ejemplo sobre lo mucho que se puede hacer a través de un trabajo solidario y desinteresado.

Valencia llegó desde Chile en 1991, año en el que decidió instalarse definitivamente en Argentina. A partir de allí, tuvo que lidiar con la realidad de un barrio no muy bien visto por el resto de la sociedad, lo que lo llevó a desarrollar un proyecto que modificara la imagen de su comunidad. "Empecé hace cuatro años, sobre todo para mostrarles a los jóvenes que la cultura existe, aunque a veces es difícil porque el clima acá es muy tenso", afirma el hombre, que es carpintero y padre de dos chicos. Incluso, la idea de querer un futuro distinto para sus hijos se convirtió en uno de los aspectos que lo llevaron a pintar murales como forma de expresión. "Al principio les daba vergüenza; ahora están orgullosos y hasta el más grande me ayuda bastante", cuenta con una sonrisa de oreja a oreja.

COLOR ESPERANZA. Mientras camina por el barrio, Marcelo va saludando a todos los vecinos. "Acá todos me conocen; hace mucho tiempo que llegué al barrio, por eso me resultó muy fácil acercarme a los jóvenes", relata mientras muestra una de sus obras. Se trata de un arte popular, para todos los gustos, pero que tiene una consigna fundamental: transmitir los valores y la historia de personalidades relacionadas con la lucha por la igualdad social y la justicia. "Cuando llego a la casa de un vecino, le pregunto a quién le gustaría tener en su pared; la mayoría me responde que al Che Guevara", dice, tras ser consultado sobre los retratos que más le solicitan.

Sin embargo, figuras como la querida Mafalda; el ex presidente chileno Salvador Allende, el General Don José de San Martín y Tupac Amarú forman parte de la obra desarrollada por Valencia en La Favorita. "Creo en el cambio social, por eso trato de que la gente conozca quiénes fueron estas personas, lo que hicieron por la sociedad", dice mientras saluda a uno de los jóvenes que habitualmente se acerca para distraerse y, de paso, aprender a pintar.

De alguna manera, la actividad desarrollada por el muralista ha incentivado a los más chicos que, poco a poco, se han sumado al proyecto. "Ayer hicimos una 'muraliada' en la que participaron cerca de 80 niños; llegó gente de Chile y de otros barrios", expresa, entusiasmado, Valencia. Sin embargo, como en toda actividad producida sin el apoyo económico de ningún organismo, existen dificultades que, a veces, imposibilitan el desarrollo de un proyecto que ayuda a mucha gente. "Reunir a tantos chicos te pone bien y, a la vez, un poco mal; es triste cuando se acaba la pintura y vos los ves que quieren seguir y no se puede", afirma el muralista, con relación al encuentro desarrollado el fin de semana.

AYUDAR CON EL CORAZÓN. Cuando Marcelo comenzó a ocupar hace cuatro años las paredes de La Favorita con distintos mensajes teñidos de esperanza, nunca pensó que su trabajo representaría algo tan importante para los vecinos. Sin embargo, después de tanto tiempo, continúa trabajando sin recibir ningún tipo apoyo económico. "Los murales los hago con mi propia plata; no tengo mucha, pero siempre me dejo un recorte para desarrollar esta iniciativa", afirma sin problemas. En este sentido, tras ser consultado sobre su relación con la política, el hombre se pone se serio y dispara: "Con la política no quiero saber nada, me han defraudado mucho; los radicales se enojaron porque hice un mural de Cristina y del otro lado todavía espero la ayuda del gobernador".

Por otra parte, más allá de las figuras históricas que se encuentran representadas en varias paredes del barrio, la obra de Valencia también contempla otro tipo de situaciones, como, por ejemplo, los casos de gatillo fácil. "Hice muchos sobre varias muertes de chicos que cayeron por el accionar de la policía; ahí tuve varios problemas", afirma, mientras muestra una imagen de un adolescente fallecido en el barrio.

No obstante, uno de los aspectos que llama poderosamente la atención gira en torno al buen estado que presenta cada una de las paredes. "El que daña un mural sabe que les está haciendo daño a los pibes que participaron cuando los hicimos; hay un respeto bastante grande por el trabajo que hago y eso se evidencia", comenta Marcelo, con relación al cariño que le manifiestan los vecinos. En este sentido, el hombre deja entrever que la buena relación que tiene con la gente está relacionada con su compromiso con las necesidades de los demás: "Todos los artistas deberían comprometerse; si yo lo puedo hacer sin la ayuda de nadie, es evidente que cualquier persona puede dar una mano para mejorar el lugar en el que vive". 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.