access_time 19:19
|
24 de septiembre de 2009
|
|
HALLARON UN CUERPO QUE PODRÍA SER EL DE MARCOS

Armando Cardozo: ?Estoy seguro de que a mi hijo lo empujaron al canal?

Los padres reconocieron un collar y se hará un ADN, porque el cadáver estaba irreconocible. Lo encontraron en un cauce de San Martín

    Las esperanzas de encontrar con vida a Marcos Cardozo (13), el chico desaparecido desde el miércoles 19 de agosto, cuando se dirigía a la escuela Romelio Villalobos, ubicada en el ingreso a Luján, son remotas. Un hombre identificado como Eduardo Davor encontró ayer a la madrugada el cuerpo de un joven en avanzado estado de descomposición e inmediatamente dio aviso al 911.

    El cuerpo estaba en el margen oeste del río Mendoza, en el interior de la finca Ayasio, del distrito de Tres Porteñas, en San Martín. La escasa luz que había en ese momento y el estado que presentaba el cuerpo complicó las tareas de los efectivos que se hicieron presentes, a tal punto que no sabían si se trataba de un hombre o de una mujer. Hasta el lugar se dirigieron los jefes policiales, que, dadas las características del cuerpo y del lugar donde había aparecido, comenzaron a barajar la posibilidad de que se tratase de Marcos. Ante esta situación, le dieron intervención al fiscal de Luján que estaba investigando la causa, Fernando Giunta, quien se trasladó hasta el lugar del hallazgo.

    Recién ayer a la mañana, los padres del chico fueron llevados hasta allí, aunque, por el estado en el cual estaba el cadáver, los pesquisas decidieron que lo mejor era que no lo vieran. De todas maneras, encontraron dos pertenencias que hicieron que los progenitores no dudaran de que era su hijo: un collar y una remera similar a la que tenía puesta Marcos el día que desapareció. “Creo que hay 70% de probabilidades de que sea mi hijo, por varias cuestiones. Primero, porque estoy seguro de que es su collar, y segundo, porque si ese no fuera mi hijo, ya habría alguien reclamando el cuerpo”, señaló el padre de Marcos, Armando Cardozo.

EL HALLAZGO. Eran las 0.30 cuando el pescador encontró entre los matorrales el cadáver muy dañado de un joven. “Al cuerpo le faltaba un brazo y una pierna. Además, tenía el cráneo destruido. Aparentemente, algunos animales de la zona se lo han comido, porque encontramos huesos a varios metros”, explicó una fuente judicial. Davor dio aviso a la policía y desde ese momento se comenzó a pensar en que podía llegar a ser Marcos, ya que la zona donde apareció es una de las derivaciones del canal donde supuestamente había caído el chico.

    A pesar de esto, nadie llamó a los progenitores del adolescente para darles las novedades de último momento, sino que se enteraron a través de un compañero de trabajo que había visto la noticia en la televisión. “A mí nadie me llamó para contarme. Hoy (por ayer) a la mañana vine a trabajar como todos los días y un compañero me contó lo que había visto en el noticiero. Inmediatamente llamé a Defensa Civil, pero ellos me dijeron que no sabían nada. A los pocos minutos me llamaron y me confirmaron la información”, manifestó Cardozo. Ante esto, el hombre y su esposa se contactaron con el fiscal Giunta, quien los llevó hasta el lugar del hallazgo. Allí fue donde les mostraron lo poco que quedaba de la remera, la cual era negra con vivos rojos, y el collar que su tía le había regalado.

    “Ni bien vimos el collar, supimos que era él. La duda se nos generó cuando nos mostraron la remera, porque para nosotros no es la que tenía puesta. De todos modos, estaba destruida”, aseguró el hombre. El cuerpo fue llevado hasta la morgue judicial, donde hoy a la mañana le extraerán sangre a los padres para cotejarlas con el ADN del cadáver hallado. Fuentes judiciales explicaron que los resultados estarán dentro de siete o diez días.

LOS PADRES DESCARTAN EL ACCIDENTE. “Si ese llega a ser mi hijo, voy a exigir que investiguen hasta las últimas consecuencias para que atrapen al culpable”. Con estas palabras, Armando descartó que su hijo haya caído accidentalmente al canal. El hombre aseguró que esa posibilidad es imposible. “Él conocía a la perfección el camino que hacía todos los días al colegio y no tenía motivo alguno para hacer algo así. Estoy seguro de que lo empujaron”, señaló. En cuanto a las razones por las cuales alguien querría hacerle daño a Marcos, su tía, Gabriela Liquitai (30), indicó que unos días antes de desaparecer, el joven le contó a su hermano que sus compañeros le tenían mucha envidia porque “era muy buen alumno y había sido el abanderado”.

    “Era un chico con proyectos, con excelentes notas y que en el futuro quería estudiar para ser alguien en la vida”, concluyó la mujer. Por último Cardozo se mostró sumamente molesto con el accionar de los bomberos, por no haber encontrado el cuerpo de su hijo antes. “Vamos a pedir explicaciones. Supuestamente, los bomberos buscaron por esa zona y no hallaron nada. Y ahora aparece un cuerpo ahí que puede llegar a ser el de mi hijo”, concluyó el hombre, quien prometió no descansar hasta encontrar al culpable.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.