access_time 20:39
|
14 de noviembre de 2006
|
|
ESCUELAS

Archivan el proyecto para regular el uso de celulares

La iniciativa fue aprobada por Diputados. Pero en el Senado, sin consultar a la DGE, decidieron enviarla a un cajón. Las distintas posiciones

    Pese a los conflictos que generan los celulares en las escuelas, el Senado decidió archivar un proyecto que tiene media sanción de Diputados por el que se regula la utilización de los teléfonos móviles en los establecimientos educativos. La decisión fue tomada por los integrantes de la Comisión de Educación de la Cámara Alta porque creen que con esta iniciativa se estaría tomando una medida paralela a la que ya adoptó la Dirección General de Escuelas sobre el tema.

    Es que este año, la DGE envió una circular a los colegios para que cada uno adoptara las medidas necesarias para enfrentar este problema, más teniendo en cuenta las quejas de los docentes por la falta de atención que esto genera en los alumnos. Pero el autor del proyecto, el diputado radical Luis Petri, se quejó ante la decisión de los senadores y dijo que este tema no está regulado, “por lo que es necesario que haya criterios unánimes en toda la provincia”.

    El legislador citó la Constitución provincial en su artículo 99, inciso 7, para decir que la Legislatura tiene la facultad de dictar normas sobre educación pública. “El proyecto de ley tiene la capacidad de armonizar las necesidades de los padres de sentirse en permanente contacto con sus hijos y tener tranquilidad respecto a su seguridad personal con el debido respeto y la concentración que demanda el proceso pedagógico de enseñanza-aprendizaje”, comentó Petri.

    Desde la DGE, María del Carmen Sánchez, directora de Orientación Psicopedagógica Comunitaria, remarcó que es importante contar con una ley en este sentido y comentó que los senadores no citaron a los funcionarios de Escuelas para decidir el archivo de la ley. En definitiva, el proyecto autorizaba el uso de celulares y otros dispositivos móviles de comunicación por parte de los alumnos, como así también de los docentes, pero sólo en los recreos, horas libres y momentos de ingreso o egreso de la institución.

    Lo que sí se prohibía era su utilización durante el dictado de clases, para evitar que los chicos se desconcentraran. Y se estableció que, en caso de que esta disposición no se cumpliera, los alumnos iban a ser sancionados con medidas disciplinarias. Los docentes también recibirían su llamado de atención.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.