access_time 15:47
|
10 de mayo de 2017
|
Seguridad

Aprobada: todo lo que necesitás saber sobre la nueva "ley de presos"

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/197/659/001197659.png

<p>En 10 d&iacute;as desde su anuncio, Cornejo logr&oacute; que la medida que obliga a los presos a trabajar para acceder beneficios tuviera el visto bueno de la Legislatura.</p>

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad (8.465), que desde el martes contaba con media sanción del Senado.

Así, en 10 días el gobernador Alfredo Cornejo anunció su idea, la envió a la Legislatura y consiguió que se aprobara. Para el oficialismo se trata de otro logro en la Casa de las Leyes -tal y como lo anticipó El Sol, la idea era que todo estuviese listo antes de que terminara el mes-, pero durante la sesión, la oposición lo consideró "una irresponsabilidad" el tiempo acelerado.

Es que si bien el justicialismo se mostró a favor de que los presos se capaciten y trabajen -destacando siempre que no pusieron trabas al proceso-, sí criticaron la celeridad del tratamiento. Aún así, la mayoría del FpV votó a favor en general.

Los principales argumentos a favor de la medida en los principales partidos fueron la dignificación asociada al trabajo, la posibilidad de resarcir a las víctimas, de capacitarse y de tener mejores perspectivas de reinserción en la sociedad al salir de la cárcel.

¿Cómo funciona?

Para poder acceder a los beneficios luego de cumplir la mitad de la condena, como la libertad condicional, las personas privadas de la libertad deberán estar capacitándose y cumpliendo con una cuota de trabajo. Según el ministro de Seguridad, Gianni Venier, esto permite "mostrar buena voluntad de cambiar y formar parte de la sociedad".

¿Quiénes?

La ley afectará a la totalidad de los condenados -es decir, alrededor de 2.300 personas-, según precisó Juan Ignacio Mulet, director de Enlace de Asuntos Penitenciarios. "La norma fue hecha para que todos pudieran, sin importar la pena", dijo.

Esto no incluye a los procesados, para quienes seguirá siendo una opción voluntaria.

De acuerdo con lo anunciado por el Ministro, las inversiones correspondientes también garantizarán que los procesados tengan la posibilidad de estudiar y trabajar. En números, esto significa que deberán poder generar 4.600 puestos de trabajo nuevos.

¿Qué se hace con lo que ganan?

La idea del Ejecutivo es reducir lo que le cuesta mantener a la población penitenciaria -20 mil pesos por mes cada preso, según indicó Venier-.

Así, un porcentaje de lo que se gane irá para las víctimas, otro para los costos de mantención, un monto para las familias de los condenados y una parte final para generar un fondo de ahorros que se le entrega a la persona al momento de recuperar su libertad.

¿Dónde y cuánto?

Mulet indicó que los contratos de trabajo se irán conformando según se logren acuerdos con empresas, en base a "lo que tenga salida laboral y se esté necesitando". Otra opción es extender convenios ya existentes, por ejemplo, como realizan los presos que trabajan cosechando.

A pesar de que no se precisó cuánto dinero será necesario invertir, tanto Cornejo como Venier aseguraron que se cuenta con los fondos necesarios. Es que, en repetidas oportunidades, miembros de la oposición como Patricia Fadel señalaron la falta de infraestructura necesaria para llevar adelante el proyecto.

Eso mismo enfatizó durante la sesión de este miércoles el presidente de la Bicameral de Seguridad, Mario Díaz, "la gente reclama que el preso tiene cosas que la sociedad no, debemos atender a eso, pero también recordar las condiciones en las que se vive".

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.