access_time 19:24
|
11 de enero de 2007
|
|
GODOY CRUZ

Apresan a barra del Tomba por dos crímenes

Se trata de la mano derecha de los hermanos Aguilera, El Rengo y El Asesino. Este último está acusado de participar en uno de los asesinatos, pero está prófugo.

     El 2 de noviembre y el 8 de diciembre del año pasado, dos cruentos crímenes –donde fueron acribillados con armas de fuego dos hombres–, ocurrieron en los barrios Chile II y La Gloria de Godoy Cruz. En los homicidios habría participado el mismo sujeto: Diego El Flaco Sarmiento, de 20 años, quien es un reconocido barrabrava del club Godoy Cruz y mano derecha de los líderes de la hinchada, los hermanos Aguilera, Daniel, El Rengo, y Diego, El Asesino.

     Tras las tareas de inteligencia judicial y policial, más el aporte de varios testigos que presenciaron los hechos, Sarmiento cayó apresado el 16 de diciembre, y el martes fue trasladado a la Unidad de Delitos Complejos, pero se negó a prestar declaración. Fue imputado por homicidio doblemente agravado con alevosía y por el uso de arma de fuego y quedó alojado en el penal de Boulogne Sur Mer. Pero el dato de las acusaciones resalta aún más cuando los pesquisas investigaron uno de los casos: la mayoría de los testigos presenciales del asesinato perpetrado en el barrio Chile II coincidieron en señalar que Diego El Asesino Aguilera y Sarmiento fueron los dos delincuentes que abatieron, tras una emboscada, al joven Héctor Raúl Touyaa (20), quien recibió tres disparos y llegó muerto al Hospital Central.

    A pesar de la intensa búsqueda, El Asesino no ha podido ser localizado por los efectivos policiales desde que se lo acusó a mediados de noviembre, junto a su hermano El Rengo, de extorsionar a los dirigentes del club Godoy Cruz a cambio de beneficios para la barra brava.

   El Rengo sí estuvo tras las rejas varios días por la presunta extorsión y la connivencia con funcionarios del gobierno, pero recuperó su libertad –igual está imputado– porque los dirigentes de la institución no se animaron a denunciarlo cuando el fiscal especial Luis Correa Llano comenzó la investigación, a principios de agosto, tras los serios disturbios ocurridos en el Malvinas, cuando el club enfrentó a Arsenal de Sarandí.

   Esta causa fue el puntapié para incriminar al El Asesino en el salvaje ataque que le costó la vida a Touyaa. EL CASO. A principios de noviembre, los presuntos agresores, El Flaco y El Asesino, habrían planeado matar a dos jóvenes, de unos 20 años, por circunstancias que todavía están siendo investigadas por el fiscal Correa Llano. Cerca de la medianoche, Touyaa estaba junto a un amigo,Cristian García, en la manzana D del barrio Chile II. Inesperadamente aparecieron, en un automóvil marca Volkswagen color rojo, El Flaco y El Asesino.

   Acto seguido se escuchó una balacera, según relataron los testigos, y el coche desapareció rápidamente del lugar. El resultado fue más que trágico cuando llegó la policía alertada por los vecinos: Touyaa estaba inconsciente, bañado en sangre y tendido en el piso.

   García también resultó con graves heridas en el tórax y en un brazo, pero su estado no era crítico. Al ver que Touyaa no reaccionaba, los efectivos decidieron llevarlo al Hospital Central, pero el joven llegó muerto. Tres balas habían acabado con su vida. Los testigos señalaron a El Flaco Sarmiento y a El AsesinoAguilera como los delincuentes que atacaron a las víctimas, aunque dejaron constancia de que Sarmiento habría sido el hombre gatilló su arma. Un mes después, otro crimen volvió a vincular al El Flaco con el hampa local (ver aparte).

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.