access_time 07:53
|
14 de junio de 2016
|
Editorial

Aprender un poco de la historia

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/962/578/000962578.jpg

Un mundo cada vez más chico. Con menos lugares. Todos apretados. Amontonados. Intercomunicados en una discusión interminable. Mensajes de un lado, del otro. Sin embargo, falta diálogo. No hay tolerancia, no hay respeto. Ni hablar de fraternidad.

Pasan los años, las décadas, los siglos. Y si bien la idea continúa siendo la misma, no hay forma de concretarla.

Por alguna extraña razón, el hombre es incapaz de ver al de enfrente como un igual. Lo percibe como superior o inferior. Marca la diferencia. Y cuando lo hace más notorio, se torna en alguien violento. Capaz de matar por eso.

La solución se encuentra en el respeto. Y para que haya respeto, es indispensable la educación. Conocer la historia. Los malos han sido siempre malos. Nunca han cambiado. Lo fueron hace cinco siglos durante la Inquisición, lo fueron hace setenta años en Europa y lo son ahora, matando por el mundo a quienes no creen en lo que creen ellos. Cambian apenas algunos detalles. Pero siguen siendo iguales. A esos hay que marginarlos.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.