access_time 21:02
|
21 de agosto de 2006
|
LUJÁN DE CUYO - GIMNASIA Y ESGRIMA

Apareció Moyano y lo liquidó

Con dos goles del delantero, en siete minutos el Mensana le dio vuelta el partido al Violeta y festejó sobre el final del duelo.

    Quedaba poco para que tocara la campana. Ambos rivales estaban en los últimos minutos del combate y todo predecía una victoria para el rincón Violeta. Pero no, el oponente no estaba del todo muerto, pese al resultado adverso. El Lobo sacó sus últimas fuerzas, metió un derechazo violento al mentón y un gancho desmoralizador sobre el rostro de los lujaninos. A los 35 y 42 minutos del segundo tiempo, Gastón Moyano se puso la capa de salvador y entregó los dos goles que le sirvieron a Gimnasia para vencer a Luján de Cuyo.

    Por la segunda fecha del torneo Argentino A, ayer los del Parque dieron vuelta el partido y se impusieron ante el Violeta por 2 a 1. Dentro del ring, ambos equipos se midieron tanto que cansaron a quienes presenciaron el combate. Sin embargo, los golpes no escasearon y se pudo observar un duelo bastante friccionado. El árbitro, Miguel Suárez, se pasó de permisivo y se dedicó a “advertir” a los jugadores. Antes del primer minuto del partido, Gimnasia avisaba tras una arremetida de Moyano que no terminó en gol por poco. Ya a los 17’ llegó la respuesta del local.

    El defensor Echeverría recuperó una pelota en mitad de cancha, tiró un caño, encaró al arco contrario y quiso sorprender a Tula de larga distancia, pero el balón se fue apenas desviado. Nuevamente, Moyano estuvo cerca de abrir el marcador. Anzorena remató cruzado y el punta no llegó a tocarla. El nivel del encuentro empezó a decaer y ninguno de los dos propuso demasiado, aunque Gimnasia intentó hacer mejor las cosas, pero reiterando un poco sus ataques por derecha, a través de Mauricio Fernández. En el complemento empezaron los gritos.

    Primero fue Salvallagio el que despertó a un frío Malvinas Argentinas. Balmaceda, tirado sobre la derecha, penetró la defensa blanquinegra y le dejó servido el gol al punta, que definió esquinado y abajo, lejos del alcance de Tula. Muchas faltas de los del Bajo permitieron que el Lobo arrimara peligro y, pese a que abusó de los pelotazos, más tarde tendría sus réditos. Faltando 10’, un córner en el área local no alcanzó a ser despejado y, después de un cabezazo al medio de Mauricio Fernández, el olfato goleador de Moyano llevó al empate transitorio del Lobo.

    A los 42’ llegó la locura. Bochazo de mitad de campo para Marzo, El Loco colocó bien el cuerpo, le ganó la posición a Capparuccia y asistió a Moyano para que, en carrera, metiera el balón bien esquinado en el arco de los del Bajo. Minutos fatales vivió Luján. Fueron dos golpes directos que noquearon al Violeta. El Lobo alzó el cinturón, se posicionó bien alto y demostró que dará pelea hasta el último round.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.