access_time 17:28
|
13 de julio de 2018
|

Anderson ganó la semi más larga de la historia de los Grand Slam

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1531513664777636671127139902006.jpg

Luego de seis horas y 36 minutos de juego, venció al estadounidense Isner en cinco sets. El definitivo terminó 26-24 a favor del sudafricano, que enfrentará en la final de Wimbledon a Nadal o Djokovic.

El sudafricano Kevin Anderson derrotó en un agónico partido al estadounidense John Isner, por 7-6 (6), 6-7 (5), 6-7 (9), 6-4 y 26-24 en seis horas y 36 minutos para alcanzar la final de Wimbledon por primera vez, la segunda del Grand Slam en su carrera.

Fue el segundo partido más largo en la historia de Wimbledon, y la semifinal más larga de la historia de los Grand Slam.

Anderson, de 32 años y 58 días, octavo del mundo, finalista del Abierto de EE.UU. el año pasado y verdugo del suizo Roger Federer en cuartos esta semana, se enfrentará el domingo en la final del All England Club al ganador del duelo entre el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic.

El partido más largo en la historia de Wimbledon lo protagonizaron el propio Isner y el francés Nicolás Mahut en 2010. Fueron 11 horas, 5 minutos y 183 juegos, con triunfo del estadounidense por 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3) y 70-68.

La semifinal más larga de la historia del Grand Slam era hasta este viernes la del sueco Stefan Edberg y el estadounidense Michael Chang, del Abierto de EE.UU. en 1992, de cinco horas y 26 minutos.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.