access_time 12:30
|
25 de agosto de 2006
|
|

DISCAPACITADA VIOLADA

Analizan querellar a los antiabortistas

La familia de la joven tiene intenciones de iniciar acciones legales contra las organizaciones que interfirieron en sus decisiones privadas. La decisión final está en manos de la madre.

    La familia de C.C.A, la joven discapacitada a quien el miércoles se le practicó un aborto legal, está evaluando seriamente iniciar una querella penal y otra civil contra las ONG ultracatólicas que intentaron impedir la interrupción del embarazo. Cristina, una de las hermanas mayores de la chica, comentó que, una vez que se tranquilice la agitada situación familiar que se vivió por los últimos acontecimientos, se sentarán a analizar con sus abogados la forma en que podrían solicitar un resarcimiento por parte de estas entidades. Así, la querella podría ser por “daños y perjuicios” y por “calumnias e injurias”.

DISCUSIÓN. Según explicó Cristina, ella misma ha atendido cientos de llamadas telefónicas de abogados ofreciéndose a demandar a las organizaciones. Sin embargo, en el seno de su familia la decisión debe discutirse y es la madre de C.C.A,Ana Gazzoli, quien tendrá la última palabra. Diego Lavado, uno de los abogados que representó a la mujer, explicó que no hay aún confirmaciones al respecto, pero no descartó la posibilidad.

GUERRA LEGAL. Desde que se hizo público, el caso de C.C.A provocó una seguidilla de reacciones por parte de los grupos antiabortistas. Estos asumieron la defensa del niño por nacer desde el miércoles 16, luego de que el pedido de Gazzoli para que su hija interrumpiera su embarazo en el Hospital Militar fuera rechazado por el Comité de Bioética de esa institución. Fue entonces que los abogados de la madre acudieron al sistema de Salud Pública. Así, el viernes, el juez Germán Ferrer dio vía libre a la intervención, dejando por sentado que la misma no requería autorización judicial.

    En vistas de la inminencia del aborto, los grupos antiabortistas se organizaron para reclamar. Pero, además, uno de ellos, Vitam, interpuso una acción de amparo para defender los derechos del niño por nacer junto a una medida de no innovar, que frenaría el aborto hasta tanto no se resolviera la cuestión de fondo. Esta fue aceptada el domingo por la Segunda Cámara en lo Civil. Pero los abogados de la joven apelaron a la Suprema Corte y esta falló a favor de la familia, dejando sin efecto los reclamos de la ONG Vitam. Por esto, el aborto pudo practicarse sin inconvenientes en un nosocomio estatal, el miércoles por la noche.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.