access_time 09:17
|
2 de diciembre de 2006
|
|
ATENTADO A LA MUTUAL JUDÍA

AMIA: declaran prófugos a los acusados

Los nueve iraníes sospechados de haber intervenido en el ataque no se presentaron ante la Justicia y fueron considerados en rebeldía. Están acusados por delito de lesa humanidad

        El ex presidente de Irán Alí Akbar Rafsanjani y otros ochos sospechosos de haber intervenido en el atentado a la AMIA fueron declarados en rebeldía ayer, debido a que no se presentaron ante la Justicia argentina, tras el pedido de captura internacional en su contra. La medida fue adoptada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, al vencerse la intimación para que comparecieran ante el juzgado, la cual había sido publicada en el Boletín Oficial, según informaron a Télam fuentes judiciales.



       Los voceros agregaron que el defensor oficial Roberto Dromi fue designado para asumir, en forma provisoria, la representación de los ex funcionarios, aunque en los próximos días se haría cargo el abogado Juan Martín Cerolini, según indicaron las fuentes. El 9 de noviembre, el juez ordenó la captura internacional de ocho ex funcionarios iraníes y de un ciudadano libanés por su responsabilidad en el ataque a la mutual judía, masacre a la que declaró delito imprescriptible de lesa humanidad, equiparado al genocidio.



       El magistrado libró un exhorto a Irán para solicitar a ese país que arreste y ponga a los buscados a disposición de la Justicia, ya que se cree que casi todos residen actualmente en ese país. Canicoba Corral consideró probado que existió una reunión el 14 de agosto de 1993 en Teherán, donde se resolvió atentar contra la AMIA y de la que participó el entonces presidente iraní. Por eso, ordenó detener a Rafsanjani, al ex embajador de Irán en Buenos Aires para la época del ataque, Hadi Soleimanpour; al ex ministro de Seguridad de Irán entre 1989 y 97, Ali Fallahijan; al ex canciller Ali Akbar Velayati y al ex consejero cultural de la Embajada en Buenos Aires, Mohsen Rabbani. También al ex tercer secretario de la Embajada de Irán en Buenos Aires Ahmad Reza Ashgari y de los ex comandantes de las guardias revolucionarias Pasdarans y QUDS, Mohsen Rezai y Ahmad Vahidi.



        Además, integra el listado el ex jefe del Servicio de Seguridad exterior del movimiento fundamentalista libanés Hezbollah, Imad Moughnieh, único no iraní y también con captura internacional por la voladura de la Embajada de Israel el 17 de marzo de 1992. El martes, el encargado de Negocios de Irán en Argentina, Mohsen Baharvand, aseguró a Canicoba Corral que el Gobierno de su país “no tiene nada ver” con el atentado y que los testimonios utilizados como prueba para ordenar las capturas corresponden a “los dos más peligrosos terroristas de Oriente Medio”.



       El diplomático dijo que los testigos pertenecen al grupo Muyahidin del Pueblo, una organización disidente que “no quiere justicia”, sino que “tiene como objetivo el aislamiento de Irán”. El atentado a la AMIA fue cometido el 18 de julio de 1994 en la sede de Pasteur 633 de Capital Federal y causó 85 muertos y cerca de 300 heridos. Cuando dictó las capturas, previamente solicitadas por el fiscal federal Alberto Nisman, Canicoba consideró que “el criminal atentado ocurrido a la sede de la AMIA-DAIA constituye una grave violación a los derechos humanos y reviste el carácter de delito de lesa humanidad, tipificado en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio”.



     Con esta decisión, el juez se convirtió en el primero que declaró imprescriptibles los crímenes cometidos en el ataque terrorista, un antiguo reclamo de las asociaciones de familiares y víctimas tanto de este hecho como de la Embajada de Israel.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.