access_time 19:32
|
25 de noviembre de 2009
|
|
DOLOR EN EL VELORIO DE LA CHICA ASESINADA DE 18 PUNTAZOS

Amenazas de muerte y venta de drogas se investigan por el crimen de la joven

La víctima denunció a su primo de 15 años por el comercio de estupefacientes y este se habría vengado, matándola.

    “La última vez que la vi me dijo que fuera feliz solo. Ahora entiendo por qué me dijo eso. Ella sabía que la iban a matar”. Con esa frase, Luis Abrego, el novio de la joven asesinada, al parecer por su primo, de 18 puntazos en El Algarrobal, intentó encontrarle alguna respuesta a lo sucedido el domingo a la noche. Al mismo tiempo, la familia de la menor asegura que ella había sido amenazada de muerte días antes y que el motivo del ataque sería una denuncia que había hecho la adolescente contra su pariente, quien, presuntamente, está envuelto en el consumo y venta de drogas.

    Recién ayer por la mañana, el cuerpo sin vida de Adriana Alejandra Steembercker (17) fue entregado a la familia e inmediatamente se realizó el velorio, hasta que en horas de la tarde se le dio sepultura en el cementerio Los Apóstoles, en Las Heras. El dolor y la angustia fueron el factor común entre la familia y los amigos de la víctima. Durante toda la mañana, cientos de personas desfilaron por el salón de la Cooperativa del Agua en el barrio San Pablo, cerca de donde ella vivía.

    Lágrimas y llanto invadieron a cada una de las personas que llegaron hasta ese domicilio. La bronca explotó cuando se oyeron rumores de que el presunto asesino quedaría en libertad en los próximos días. “¿Qué le pasa a la Justicia?, ¿qué está haciendo? Van a dejar libre a este pibe que no tiene arreglo para que siga matando gente”, exclamó una de las amigas de la chica muerta a puñaladas. Al mismo tiempo, otra de las presentes aseguró: “Si lo matamos nosotros a él, nos van a dar 80 años de prisión, pero él queda libre”.

    Ante esto, los propios familiares de Adriana se comunicaron con la fiscalía y hasta con el comisario Carlos Puebla, jefe de la Distrital Las Heras, con el objetivo de “solicitarle que no dejen libre al acusado de matar a la joven”. No obstante, fuentes judiciales negaron esa versión (ver aparte).

   LOS MOTIVOS DEL ATAQUE. El crimen de Steembercker sacó a la luz las pésimas condiciones de vida con la que se enfrentan día a día los habitantes de El Algarrobal, más precisamente en las inmediaciones del carril Rivas. Los familiares de la menor y hasta algunos vecinos del lugar dijeron que los allegados directos del detenido (llamado Nicolás) son personas “conflictivas y que han tenido discusiones con todos los habitantes de El Algarrobal. Han amenazado a todos. Mucha gente debió irse de acá porque les decían que iban a violar y matar a sus hijos”, expresó una de las vecinas.

    En ese sentido, una de las t0ías de la víctima, Susana, dio a conocer su martirio con la familia de Nicolás. “A mí me ahorcó los dos perros y me los colgó en la puerta de mi casa. Me dijo que iba a hacer lo mismo con mis hijas después de violarlas. Por eso me tuve que ir a Tunuyán”, comentó, llorando, la mujer. Varios de los presentes aseguraron que en el 911 se han realizado varias denuncias contra esa familia por amenazas. “Están alcoholizados y drogados todo el día. No puedo pensar que la Justicia les vaya a devolver a ese asesino”, soltó uno de los habitantes.

    EL ATAQUE . Los familiares directos de la menor muerta afirmaron que fue amenazada días antes del hecho pues ella había denunciado a su primo porque estaba envuelto en temas de drogas. La gran incógnita de los pesquisas es por qué la chica quiso ir al quiosco con él si sabía de las amenazas. “La madre le dijo que no fuera sola con él y que la acompañaran los hermanos. Sin embargo, el primo les dijo a los chiquitos que se quedaran que iban a ir ‘solo ella y yo’”, comentó el novio de la joven.

    Así las cosas, con un profundo dolor y angustia se realizó durante toda la mañana el velorio. En medio de llantos, todos los que conocían a la joven tuvieron un pedido unánime y ese fue “que el asesino no quede libre”. Sin embargo, la solicitud quedaría en el aire, debido a que el acusado es inimputable.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.