access_time 17:36
|
25 de noviembre de 2006
|
|
CONFLICTO CON LOS ESTATALES

Amenazan protestar durante la Vendimia

Los estatales marcharon ayer por las calles céntricas. Los dirigentes indicaron que si no hay un incremento de 25 a 30 por ciento para los trabajadores, endurecerán su reclamo

       La actividad céntrica se vio ayer alterada producto de los piquetes y posterior movilización que realizaron la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en conjunto con el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), a la que se sumaron el Movimiento Territorial Mendoza y las trabajadoras de la prostitución. El motivo de estas marchas fue el inicio del plan de lucha en reclamo de una sustancial mejora salarial para los trabajadores de cara al próximo año.


LARGO DÍA.


       La jornada se inició con piquetes en distintos accesos a la capital mendocina (ver aparte) y concluyó con una movilización a las 18.30, que avanzó desde Patricias Mendocinas y Godoy Cruz para confluir en la explanada de la Legislatura provincial. Más de 1.000 personas transitaron pacíficamente por las calles céntricas, mientras la policía, respaldada por personal de tránsito, iba liberando las arterias para evitar inconvenientes con los automovilistas. RECLAMO. Antes de iniciar la marcha, Raquel Blas, dirigente de ATE y Gustavo Maure, del SUTE, intercambiaban sus experiencias sobre las reuniones que mantuvieron con el ministro de Gobierno, Sergio Marinelli.



        Ambos coincidieron en que un aumento de 10 a 13 por ciento –que es lo que está estudiando el Ejecutivo dar– no los convence ni para sentarse a dialogar. “Un salario digno para una jornada de ocho horas es de 2.200 pesos”, señaló Blas, mientras que Luisa Castillo, secretaria de ATE, disparó “si nos van a aumentar 10 por ciento del sueldo del gobernador, o sea unos 600 pesos, ahí sí hay trato”. Por su parte, Maure reiteró que “sólo nos vamos a sentar a dialogar si el aumento tiene un piso de 25 a 30 por ciento”.


MEDIDAS.


       “Se pudrió todo”, se escuchó decir en la ronda en la que se encontraban los sindicalistas. Como la actividad en las escuelas y en los hospitales disminuye en esta época del año y teniendo en cuenta que son los principales motores de la lucha que se lleva adelante, quedó prácticamente descartado un paro general para fin de año.“La mayoría ya comienza los períodos de licencia y los docentes están con los exámenes finales, por lo que todo se diluye”, explicaron algunos dirigentes. Pero se escuchó clarito: “Se pudrió todo”.



      Y fue así. Ya que, a la hora de los discursos,Maure llamó a todos los sectores agrupados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) a que “si el Gobierno no nos da una solución salarial, vamos a terminar con un conflicto a gran escala en la Vendimia 2007, que efectivamente va a ser la Vendimia de los trabajadores”. Tras la aclamación generalizada, el gremialista dio más detalles del accionar que preparan para la fiesta de todos los mendocinos. “Vamos a desfilar con los troles, con nuestros maestros con guardapolvos y en el anfiteatro, adónde todos los extranjeros van a ver la fiesta porque son los únicos que puede pagar la entrada, les vamos a realizar un piquete”, dijo Maure.


PREMIO.


     Blas reiteró desde la explanada de la Legislatura que los salarios de los trabajadores son “de pobreza”, mientras el Gobierno tiene superávit millonario. Blas insistió con que el Gobierno, antes de fin de año, les adjudique 500 pesos a los trabajadores en concepto de premio, aprovechando el superávit de 150 millones de pesos que registró en este ejercicio la provincia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.