access_time 16:00
|
20 de septiembre de 2006
|
|
FALSA ALARMA

Amenaza de bomba en un hotel céntrico

Un llamado anónimo advirtió sobre la colocación de un artefacto explosivo dentro de NH Cordillera. Evacuaron a más de cien personas

    Una amenaza de bomba dejó en vilo ayer a más de cien personas –entre empleados y visitantes– que se encontraban en el hotel NH Cordillera de Ciudad. Ante semejante aviso, los ejecutivos del hotel, ubicado en España esquina Gutiérrez, no especularon sobre la veracidad y decidieron sacar a todo el personal y a los alojados circunstanciales hacia la plaza San Marín. Allí esperaron por más de dos horas, mientras personal del GES trabajaba intensamente en todas las instalaciones del lujoso hotel para detectar algún elemento sospechoso que indicara la presencia de una bomba.

    Los expertos policiales no encontraron absolutamente nada que mostrara peligrosidad, tras un impresionante operativo montado en el edificio. Revisaron piso por piso sin tener noticias sobre la existencia de un artefacto explosivo. Según el relato del gerente ejecutivo del NH Cordillera, Daniel Rímola, un empleado de la conserjería recepcionó, cerca de las 18.30, una llamada anónima de una voz masculina que advertía sobre la colocación de una bomba en el hotel, la que estallaría en sesenta minutos.Tiempo que les permitió desalojar inmediatamente a más de cien personas que se hallaban dentro del hotel y dar aviso a la policía.

    Enorme trastorno vehicular ocasionaron los cortes de calles aledañas, impuestos por la policía para asegurar el perímetro del lugar. La gente no entendía mucho lo que pasaba. Sin embargo, los infaltables curiosos poblaron de a poco las inmediaciones de la esquina céntrica. “Espero que se trate de una broma de mal gusto”, dijo, preocupado, Rímola. Además, sostuvo que están sin sospechas sobre lo ocurrido y aseguró que “no hay ninguna personalidad importante dentro del hotel que provoque este tipo de amenazas. Esto es muy extraño”.

    En el momento de la amenaza de bomba, en el hotel se hallaba un importante contingente de visitantes que participaba de un encuentro en la provincia, el que congrega a varias personas de todo el país. Se supo que la capacidad hotelera se aproximaba a setenta por ciento a la hora del llamado anónimo, sumado a la cantidad de empleados que desempeña tareas dentro del hotel. Luego de constatarse que se trataba de una falsa alarma, lentamente volvió todo a la normalidad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.