¿Amás la lasagna? Cociná estas 2 recetas originales
Si sos como Garfield esta es tu nota
05/12/2017

La lasaña es una buena torre de sabores que se complementan de manera extraordinaria. La maravilla comienza con salsa de tomate, continúa con unas láminas de pasta, una cama de espinacas, una capa de carne cocinada con tomate, laurel, sal y pimienta, una de queso y crema, y así una tras otra hasta que el plato se corona con una buena dosis de queso mozzarella y parmesano derretidos.

La historia de este plato es incierta, sin embargo, se sabe que su nombre deriva del griego laganon, la forma más antigua de pasta que existió en el mundo. Cuando pobladores italianos emigraron a Grecia llevaron consigo sus formas de cocinar en ocasiones especiales, entre ellos este plato.

Hace unos años, en 2007, el diario The daily telegraph publicó un artículo sobre el origen de la lasaña, el cual desató una gran polémica entre Italia y Gran Bretaña.

El texto decía que la primera receta de lasaña se encuentra en un libro medieval y fue preparada para el Rey Ricardo II en 1390, lo que derivó en la conclusión de que la lasaña era un plato inglés. Sin embargo, la embajada italiana en Gran Bretaña protestó y contraatacó con datos y pruebas de 1316 que remiten a su creadora, la italiana Maria Borgogno.

No obstante, hay otro par de teorías alternativas sobre su origen. Una dice que fue en la Antigua Grecia –lasanon- y la otra que en Roma –donde lasanon o lasanum significaba cacerolas para cocinar-.

Sea cual sea su origen, hoy reconocemos la lasaña como un plato italiano, y aunque adoramos la versión clásica, también nos emocionan las variantes veganas, vegetarianas y con otras proteínas.

¡Manos a la obra!

Lasaña de zuchinnis

Ingredientes

3 calabacitas grandes, cortadas en láminas delgadas (usa una mandolina o un cortador para hacerlo)
500 gr de carne molida
½ cebolla blanca picada finamente
1 cucharada de ajo picado finamente
1 pimiento morrón rojo picado
½ cucharadita de aceite de oliva
350 gr de tomate pelado y licuado
1 lata de salsa de tomate
1 cucharadita de albahaca seca
½ cucharadita de tomillo seco
½ cucharadita de orégano seco
Sal y pimienta al gusto
2 tazas de queso mozzarella rallado
¼ de taza de queso parmesano rallado
Procedimiento

Precalentar el horno a 200 grados.

Calentar el aceite de oliva en una sartén. Añadir la carne molida y cocinar a fuego alto durante unos 4 minutos, siempre mezclando para que la carne se cocine parejita. Ahora agregar la cebolla, el ajo, el pimiento y dejar cocinar durante 3 minutos a fuego medio alto.

Agregar el tomate pelado y licuado, la salsa de tomate, la albahaca, el tomillo, el orégano y salpimentar al gusto.

Mezclar bien, reducir el fuego y dejar cocinar 5 minutos, mezclando de vez en cuando.

Aceitar una fuente apta para horno. Ahora colocar un poco de la mezcla de salsa y carne. Sobre esta mezcla poner una capa de láminas de zuchinni en todo el molde. Cubrir con salsa, queso y repetir la capa de láminas de calabacita. Repetir tres veces este procedimiento.

El último paso es cubrir las zuchinnis con salsa, queso y después agregar en la superficie el queso parmesano. Hornear durante 30 minutos o hasta que el queso esté gratinado y los zuchinnis suaves.

Lasaña cremosa de pollo

Ingredientes

2 tazas de pechuga de pollo deshebrada
225 gr de queso mozzarella
½ taza de queso parmesano rallado
½ taza de tomates secos hidratados
340 gramos de queso crema
1 taza de leche
½ cucharadita de ajo en polvo
¼ de taza de albahaca fresca picada
12 láminas de pasta para lasaña cocidas
Procedimiento

Calentar el horno a 180 grados.

Mezclar el pollo con una taza de mozzarella, el parmesano y los tomates.

Batir con batidora el queso crema, la leche, el ajo en polvo; incorporar dos cucharadas de albahaca. Reservar la mitad de esta mezcla. Mezclar la otra mitad con el pollo y los quesos.

En un molde apto para horno aceitado esparcir la mitad de la mezcla de queso crema, luego colocar una capa de láminas de lasaña y 1/3 de la mezcla de pollo. Repetir este procedimiento dos veces. Al final debe quedar la mezcla de queso crema y mozzarella. Cubrir la lasaña con papel aluminio.

Hornear durante 25 minutos. Espolvorear la albahaca restante. Dejar reposar durante 5 minutos antes de servir.