access_time 09:53
|
1 de diciembre de 2019
|

Anses

Amas de casa: requisitos para jubilarse sin los años de aportes

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1575204796781anses%20amas%20de%20casa.jpg

El 1º de diciembre de celebra el Día del Ama de Casa para homenajear a las personas comprometidas con el bienestar de la familia y las tareas del hogar.

El 1º de diciembre de celebra el Día del Ama de Casa para homenajear a las personas comprometidas con el bienestar de la familia y las tareas del hogar.

Este reconocimiento se amplió con el derecho a percibir una jubilación sin cumplir con el total de los años de aportes a partir del año 2005, con el decreto 1.454 con el decreto 1.454, y desde entonces al menos 3,7 millones de personas accedieron al cobro de prestaciones tras declarar deudas.

El plan de facilidades comenzó a funcionar en diciembre de 2004 con el nombre de "jubilación anticipada", pero el decreto presidencial del año siguiente amplió su alcance a las amas de casa y a los servicios anteriores a 1993.

La jubilación de amas de casa abarca a las mujeres que nunca realizaron aportes o para aquellas que no les alcanzan los aportes realizados. De este modo les permite cobrar, un monto mensual equivalente al haber mínimo que se encuentre vigente.

 Requisitos

  • Las mujeres que tengan 60 años a partir de 2017 hasta el 2022 tienen que tener aportes para ingresar en la moratoria. En ese caso es necesario acercarse a la ANSES con la documentación correspondiente.
  • Las mujeres que cumplan 60 años en febrero de 2020 y que no registren aportes, no entran en la moratoria. Sin embargo, sí pueden ingresar aquellas que posean aportes anteriores o que hayan mantenido una relación laboral posterior a diciembre 2003. En ese caso, se debe analizar la situación y es posible que llegue.
  • Aquellas mujeres que cumplen los 60 años después del 23 de julio de 2022 no pueden acceder al beneficio, salvo que eventualmente se prorrogue la moratoria.
  • El primer paso será revisar los aportes previsionales para cerciorarse de que estén registrados. Eso se realiza ingresando a “Mi ANSES”, “Trabajo”, “Historia Laboral” todo con la clave de la seguridad social.
  • Para quienes hayan aportado en Anses y en una caja provincial o municipal, deben realizar el trámite jubilatorio donde más aportes hayan realizado.
  • Se debe obtener la clave de la seguridad social, que se puede obtener en línea. Esa clave servirá para realizar consultas y hacer diferentes gestiones. Habrá que revisar los datos personales que estén correctos ingresando con la clave a “Mi ANSES”.
  • Se verificarán los aportes, que estén registrados en “Mi ANSES”, “Trabajo”, y en “Historia laboral”. Si hay aportes que no se reflejan registrados, se deberá reunir con la documentación que pruebe los períodos trabajados: llevando certificaciones de servicios, recibos de sueldo, comprobantes de afiliación a obra social y una Declaración Jurada que acredite los servicios.
  • Se deberá consultar la documentación y los requisitos de manera personal, ya que es probable que hayan variado las actividades en las que se desempeñó en su historia laboral, las características personales y las zonas.
  • Deberán presentarse ante la agencia de AFIP más cercana a su domicilio con el DNI y una fotocopia del mismo para solicitar la Clave Fiscal.
  • Luego deberán contactar a un profesional para que les haga la liquidación mediante el SICAM y adherirse a la moratoria. 
  • La persona solicitante de esta jubilación, que esté cobrando una pensión y quiera pedir la jubilación con una de las dos moratorias vigentes, deberá renunciar al otro beneficio sólo en el caso en que este último sea superior al haber mínimo. Pero si es equivalente al haber mínimo o inferior podrá continuar con ambos.
  • A su vez, en el caso de que se utilice la otra moratoria posible, quien sea titular de otra prestación (una pensión por viudez, por ejemplo) sin importar su monto y aun cuando supere el haber mínimo, podrá obtener su jubilación de ama de casa si cancelan de contado la moratoria.
  • Para poder acceder al beneficio es necesario superar la evaluación socioeconómica que realiza la Anses cruzando los datos con la Afip. Entre otros aspectos, esta revisión considera ingresos mensuales y declaración de impuestos a las ganancias y a Bienes personales, bienes registrables (vehículos y embarcaciones) y gastos con tarjeta de crédito y débito -por parte del titular-.
  • Aquellas mujeres que hayan cumplido 65 años no pueden acceder a la moratoria porque existe la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que contempla un haber equivalente al 80% de la mínima, es incompatible con la percepción de otro beneficio contributivo o no y, además, no da derecho a pensión en caso de fallecimiento de su titular.

 

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.