access_time 16:12
|
10 de octubre de 2006
|
|
SE PROFUNDIZA EL CONFLICTO

Alumnos sancionados tomaron el Liceo

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/182/230/000182230-20111120061010_04_1277951.jpg

El Consejo Escolar ratificó la decisión de dejar libres a 94 alumnos por protagonizar incidentes en los festejos. Estudiantes tomaron la escuela durante más de cuatro horas.

        Los alumnos de tercer año de polimodal que quedaron libres por una decisión del Consejo Escolar del Liceo Agrícola decidieron tomar las instalaciones en repudio a la ratificación de las amonestaciones por parte de las autoridades de la escuela. La toma, que se mantuvo por más de cuatro horas, se desarticuló cuando un grupo de padres intercedió entre las autoridades y los alumnos y firmaron un documento en conjunto con los directivos en el que se comprometían a no tomar represalias contra los jóvenes que protagonizaron la toma.


       En tanto, hoy comenzará la mesa de mediación donde intervendrán autoridades de la escuela, de la UNCuyo, un psicopedagogo y un grupo de siete padres. El objetivo, tal como se había planteado el viernes, será llevar adelante un proceso paralelo al administrativo para buscar soluciones alternativas al conflicto. Mientras, las clases en el Liceo se suspenderán durante la jornada de hoy.


      EL CONFLICTO. Los padres habían solicitado que las autoridades revisaran la decisión de dejar libres a los 99 alumnos que protagonizaron los festejos de fin de ciclo con incidentes. El último viernes de setiembre, los chicos del tercero año de polimodal realizaron el tradicional festejo en el establecimiento. Sin embargo, en esta oportunidad, las autoridades del Liceo consideraron que se habían cometido desmanes y daños considerables, por lo que decidieron sancionar con 20 amonestaciones a todos los participantes, lo que los dejó en condición de libres, con la obligación de rendir todas las materias a fin de año con el programa completo. En total desacuerdo con la medida, los padres de los alumnos se reunieron varias veces para analizar la presentación ante la Justicia porque consideran que son afectados los derechos de sus hijos.


       DECISIÓN Y TOMA.Minutos antes de las 18, tras estar más de dos horas reunidos, el Consejo Escolar del Liceo Agrícola dio a conocer la decisión de ratificar las sanciones, aunque destacando que cinco de los chicos que habían sido sancionados en un principio habían demostrado que no participaron de los incidentes. Por este motivo, quedaron 94 alumnos en condición de libres. Al mismo tiempo, alumnos del Liceo, junto a estudiantes universitarios y de otros establecimientos que se habían solidarizado con ellos, mantenían una asamblea.


       Ni bien tomaron conocimiento de la ratificación de las sanciones, se dirigieron al colegio y lo tomaron, justo en el horario en que se estaban retirando las últimas autoridades. Unos 30 estudiantes decidieron atrincherarse, ingresando por la fuerza a las instalaciones. Una vez comenzada la toma, dos estudiantes salieron a comunicar las exigencias para que el conflicto llegara a su fin: la quita de las amonestaciones, la renuncia de la directora Mercedes Estrella y la promesa oficial de que ningún policía ingresara a la escuela. Sin embargo, según explicaron las autoridades universitarias, lo que consta en el acta de mediación que firmaron, este pedido nunca se oficializó hacia los directivos y sólo fue comunicado a los medios de prensa presentes.


       DENUNCIA. Mientras se desarrollaba el conflicto, las autoridades denunciaron la existencia de infiltrados en el interior del establecimiento, una versión que fue negada de plano por el vocero de los estudiantes, Leandro. En el mismo momento en que comenzó la toma, en el exterior del establecimiento, unos 15 jóvenes representantes de centros estudiantiles de otras escuelas y facultades se congregaron alrededor del colegio, como muestra de apoyo. La toma comenzó cerca de las 18, pero los padres no llegaron sino hasta las 20. Y en un principio, los pocos que estaban no querían hacerse cargo de lo que pudiese acontecer allí adentro.


       La situación se agravaba, ya que, al ser todos menores, se necesitaba de un adulto responsable. Cerca de las 22 comenzaron a llegar más padres al establecimiento, y allí dos de ellos se ofrecieron como mediadores. Tras un extenso diálogo en el interior del establecimiento con los jóvenes, los adultos salieron de las instalaciones y tomaron contacto con los directivos. El conflicto entraba en el comienzo del fin. Acto seguido, se labró el acta mencionada anteriormente y los alumnos levantaban la toma. Sin embargo, anunciaron que mañana a las 19 se congregarán en la explanada del rectorado para insistir con la quita de las amonestaciones. En tanto que los padres y el vicerrector, Arturo Somoza, ratificaron que hoy comenzará la mesa de negociación.


       MEDIADORES. Mientras se iniciaba el conflicto, un nutrido grupo de padres se reunió con la Comisión de Derechos y Garantías del Senado, para pedirles que intercedan en el conflicto desatado entre los directivos del Liceo y los alumnos, a raíz de la no revisión de las amonestaciones aplicadas. Allí, la titular de la Comisión, Miriam Gallardo, les explicó que la jurisdicción de la escuela es nacional y que los legisladores tienen ingerencia provincial, por lo cual el único rol que pueden cumplir, y lo van a hacer, es el de mediación. La reunión debió suspenderse cuando los padres se enteraron, por sus celulares, que sus hijos habían tomado el colegio. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.