access_time 23:12
|
17 de julio de 2007
|
|

Aluminio, el metal más deseado

El aluminio se ha convertido en el metal más deseado del sector a juzgar por el interés de las grandes compañías mineras del mundo por hacerse con la mayor producción posible, lo que anticipa más operaciones como la compra de la canadiense Alcan por la angloaustraliana Río Tinto

       En los últimos cinco años, el precio del aluminio se ha duplicado. En los dos últimos, su ascensión se ha acelerado, con un aumentó del precio de 50 por ciento. En este contexto, el consejero delegado de Río Tinto, Tom Albanese, no ocultó las razones que han llevado a la empresa minera a ofrecer 101 dólares por acción, en efectivo, a cambio de hacerse con el control del productor canadiense de aluminio. “El aluminio es un negocio excelente. Las perspectivas se consideran fuertes”, señaló Albanese tras el anuncio de la oferta amigable por Alcoa por 38.100 millones de euros.


            Albanese y Río Tinto apuestan a que la demanda de aluminio no sólo se mantendrá en las elevadas cifras de hoy, gracias al despegue económico de China, sino que las necesidades aumentarán a corto y mediano plazo por los requerimientos de otro gigante emergente, India. Y eso a pesar de que un reciente informe de la firma Harbor Intelligence señaló que el precio del metal puede que haya alcanzado su punto más alto debido a que la producción de aluminio ha aumentado y las reservas internacionales son 4,5 por ciento mayores que el año pasado.


        Harbor Intelligence calcula que el precio del aluminio se podría situar en 2.720 dólares por tonelada, frente a los 2.755 dólares de junio. Pero la apuesta de Río Tinto va en la otra dirección. “Si la historia sirve de guía, veremos la demanda de una India cada vez más urbanizada seguir una trayectoria similar”, explicó Albanese. El sector calcula que, a finales de este año, China –que ya es el mayor consumidor mundial del metal– demandará veinte por ciento más de aluminio que en el 2006 para suministrar el material que necesitan sus crecientes inversiones en infraestructuras y edificios.


SECTORES CONSUMIDORES.


           Dos sectores que demandan aluminio son las industrias aeroespacial y la automotriz. En ambos casos, los analistas señalan que la producción se va a disparar con el crecimiento económico de China e India. A finales del año pasado, Airbus señaló que para el 2025 se necesitarán 22.700 nuevos aviones comerciales en todo el mundo, en parte, gracias a mercados emergentes. Así, no es extraño que un analista de la firma Morningstar indicara en una nota a sus inversores, tras la operación de Río Tinto-Alcan, que “los grandes conglomerados mineros internacionales no ocultan que les gustaría aumentar su cartera en el terreno del aluminio”.


             El aluminio no es el único metal cuyo precio se mantiene en cifras elevadas. En general, el sector de las materias primas lleva más de un lustro en una tendencia alcista, como consecuencia, principalmente, del progreso económico de China. La elevada demanda ha llenado las arcas de las compañías y las ganas de los inversores de poner su capital en el sector, lo que ha permitido en los últimos años una agresiva política de adquisiciones y consolidación.


            En el caso del aluminio, el principal productor mundial de este metal, la estadounidense Alcoa, llevaba dos años intentado adquirir de forma activa Alcan, la número tres. La última oferta de Alcoa –rechazada por Alcan– fue de alrededor de 28.000 millones de dólares, 10.000 millones menos que la cifra que pagará Río Tinto, lo que ha llevado a señalar a algunos analistas que el precio pagado por los australianos es excesivo.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.