Cómo viene el tiempo en Mendoza para el fin de semana santo
access_time 11:50
|
6 de septiembre de 2006
|
|

ALMUERZO ATRAGANTADO

Ayer, el comentario general entre los periodistas y políticos en los cafés era que por fin se entendió por qué después de haber pegado una verdadera primicia periodística, como fue la del procesamiento de siete militares por fraguar trámites para entregar licencias de portación de armas, el caso había desaparecido mágicamente del diario Uno.

    Ayer, el comentario general entre los periodistas y políticos en los cafés era que por fin se entendió por qué después de haber pegado una verdadera primicia periodística, como fue la del procesamiento de siete militares por fraguar trámites para entregar licencias de portación de armas, el caso había desaparecido mágicamente del diario Uno. Obvia resultó la respuesta cuando se conoció que entre los implicados estaba Luis María Casero, hombre más que fuerte del grupo.

    El comentario no era sólo el papelón empresario- ético-periodístico del grupo que quedó al descubierto, sino que, además, era centro de las chanzas el cargo que le habían puesto a Casero para fraguar el trámite: suboficial. “Por lo menos, al Albertito Aguinaga le pusieron teniente coronel”, lanzó, sarcástico, uno de los contertulios. En el mismo café, otro hombre que conoce mucho del grupo Vila-Manzano contaba que no sólo tuvieron un almuerzo atragantado por Casero. El otro mal trago vino de la mano de la señora Mirtha Legrand. Ayer, la diva invitó a su mesa a la periodista Susana Rocasalvo.

   En un momento, Mirtha le preguntó a la dama por su salida de Radio950, la emisora del amigo y socio de Daniel Vila, Raúl Moneta. Allí, la rubia periodista se despachó con todo y contó que la habían dejado sin aire porque las huestes de Raúl Juan Pedro le empezaron a pedir “sangre”. Al parecer, a la mujer le reclamaban que contara chimentos falsos y subidos de tono íntimo de algunos personajes –cualquier similitud con El Guardián no es coincidencia–. Como Rocasalvo se negó, una mañana llegó y no la dejaron salir al aire. El tema es que Rocasalvo no sólo contó eso con lujo de detalles, sino que, además, les pidió “al señor Moneta y a sus hijos” que le paguen el contrato como corresponde.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.