access_time 11:01
|
13 de octubre de 2009
|
|
FÚTBOL

Almeyda y la cruda realidad de River: "no se salva el año ganándole a Boca"

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/016/026/000016026-200908almeyda-278.jpg

Almeyda, que se venia salvando individualmente de las críticas, ayer entró en la misma bolsa cuando puso de nuevo el pecho y encabezó la fila india hacia el vestuario, soportando los insultos de los ácidos plateístas de la San Martín.

La cruda realidad de River, que volvió a ser plasmada en la derrota en casa ante Independiente con la correlativa reacción de los hinchas, llevó hoy a admitir al veterano volante Matías Almeyda a admitir que el equipo ni siquiera atenuará la situación ganando el superclásico ante Boca, dentro de diez días.

"No se salva el año ganándole a Boca", avisó Almeyda, quien desde su sorpresiva vuelta al fútbol casi en forma natural se convirtió en una especie de vocero autocrítico del plantel. Ni siquiera el ingreso del nuevo entrenador, Leonardo Astrada, renovó aires que inyectaran algo de juego al equipo.

"Tal vez hay que ser conciente y ver que eso es lo que tenemos" y asumir que es "un equipo de mitad de tabla", argumentó Almeyda, quien volvió a insistir en que "no es el mejor momento para poner los pibes" por la "mucha presión" que deben soportar.

"Por ahí se está vendiendo algo que no es", reflexionó sobre los alcances que puede tener este equipo.
Inclusive, al ser consultado por radio La Red sobre pasar de pensar en el título o en el ingreso a las Copas River está mirando la tabla de promedios, Almeyda reconoció que "esa es la realidad".

Almeyda, que se venia salvando individualmente de las críticas, ayer entró en la misma bolsa cuando puso de nuevo el pecho y encabezó la fila india hacia el vestuario, soportando los insultos de los ácidos plateístas de la San Martín.
El "Pelado" minimizó la discusión con Diego Buonanotte en pleno partido que mostró la televisión.

Más allá de que el problema es deportivo, el mediocampista reconoció que el período proselitista con vistas a las elecciones de diciembre influye negativamente en el plantel.

"El momento político de River se siente en la cancha y el blanco somos nosotros", admitió el futbolista.
No obstante, se mostró respetuosos con los reclamos de los simpatizantes.

"Hablar no podemos hablar más, qué explicaciones vamos a dar. El hincha quiere que gane. Es entendible porque paga y estamos está acostumbrado a otra cosa", dijo.

Inclusive resaltó la fidelidad del hincha al recordar que "a pesar de la mala campaña, River es el equipo que más gente lleva a la cancha".

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.