Coronavirus en Mendoza: se sumaron 16 casos nuevos
access_time 15:36
|
29 de junio de 2020
|
|

Lyssavirus

Alerta en Italia por un virus transmitido por un murciélago

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1593453212045gato-Lyssavirus.jpg

En medio de la pandemia de coronavirus, aislaron en Arezzo al Lyssavirus. Al parecer, un gato fue contagiado del virus por un murciélago. El felino murió luego de morder a sus dueños.

Sometidos este verano a una mezcla de miedo y esperanza, los italianos de los tiempos del coronavirus agregaron una nueva alarma que campea este lunes en los medios de comunicación. Es la noticia de que en la ciudad de Arezzo (centro) un gato mordió a su propietaria y después murió. Ante el raro comportamiento del felino, de inmediato intervinieron las autoridades sanitarias de la región Toscana y también el ministerio de Salud Pública, sospechando un caso de rabia.

El culpable de la muerte del gato es un virus parecido a la rabia. Se trata del temido Lyssavirus, encontrado solo una vez en el mundo en un murciélago del Cáucaso en 2002.

El virus fue aislado por el Centro Nacional para la rabia del Centro Experimental de Venecia. De inmediato se formó un comité técnico científico, que se reunió el domingo, y un grupo de investigadores está detrás del asunto, buscando dos murciélagos que al parecer frecuentaban los amplios fondos de la casa de la familia de Arezzo.

El Ministerio de Sanidad italiana informó que nunca fue confirmada la capacidad de este virus de reproducirse en animales domésticos o seres humanos. Todas las personas que estuvieron en contacto con el “gatto morto” están siendo sometidas a profilaxis.

El caso recordó otro misterio: la docena de contagios comprobados en Hong Kong de un virus que trasmite la hepatitis, conocidos entre el año pasado y los últimos meses. El agente de trasmisión son las ratas y la docena de víctimas seres humanos, de los cuales al parecer ninguno ha muerto. Pero se produjo en este caso el mismo salto de especie de nuevo coronavirus de murciélagos a seres humanos vivido en la metrópoli china de Wuhan, el año pasado, y que hizo estallar la pandemia mundial del coronavirus.

El alcalde de Arezzo, Alessandro Ghinelli, emitió este lunes dos ordenanzas cautelares. La primera dispone el secuestro de los animales propiedad de la mujer que fue mordida (un perro, un gato y tres gatitos pequeños).

La otra ordenanza es más abarcativa: dispone que desde hoy hasta el 27 de agosto, los perros en la ciudad de Arezzo “deben circular munidos de bozal y conducidos con una correa por su propietario”.

Los perros sin bozal ni correa con dueño serán considerados vagantes y sometidos a observación durante seis meses, a menos que los propietarios paguen todos los gastos, incluso la vacuna antirrábica y la multa correspondiente.

Los propietarios de perros en Arezzo deben denunciar de inmediato una eventual fuga del animal, así como la manifestación de síntomas de rabia de sus animales.

“Si el caso del gato rabioso y los murciélagos hubiera ocurrido el año pasado, nadie se habría preocupado”, comentó un funcionario local. Pero el coronavirus está ahí bien presente y la perspectiva de un salto de especie produce miedos potenciados por la gravedad de la pandemia en el mundo.

Fuente: Clarin / Corriere della Sera

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.