access_time 16:33
|
12 de julio de 2019
|

Cristian Aldana fue condenado a 22 años de cárcel por abuso sexual

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1562955091430Cristian%20Aldana%20juicio%20abuso%20sexual.jpg

El líder de la banda "El Otro Yo" fue condenado por "abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores" en cuatro casos.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 25 condenó este viernes a 22 años de prisión al músico Cristian Aldana, líder de la banda "El Otro Yo" acusado de "abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores" en cuatro casos.

El fiscal del juicio, Guillermo Pérez La Fuente, había pedido 35 años de cárcel en su alegato; al igual que los abogados querellantes que representaron a las víctimas.

El juicio oral comenzó en mayo del año pasado después de un proceso judicial que se inició con las denuncias de 10 mujeres, quienes acusaron a Aldana de haber abusado de ellas entre 1999 y 2010, cuando tenían entre 13 y 16 años. Sus testimonios detallaron orgías con otras menores, enfermedades de transmisión sexual y agresiones físicas.

Según se pudo establecer, la mayoría de las víctimas fueron seguidoras del grupo que habían sido contactadas, a través de redes sociales o por teléfono, por quien entonces era su ídolo. Muchas tuvieron sus primeras experiencias sexuales con él.

Ver también: "No soy violador", la defensa de Aldana antes del veredicto

Aldana no estuvo presente en la sala en el momento de la lectura tal como lo pidió. La corrupción de menores, según consideraron los jueces, fue probada en cuatro casos. Se ordenó que el músico, preso en el sector de agresores sexuales de Marcos Paz desde 2016, entregue su perfil de ADN para que sea incluído al Registro de Datos Genéticos del Ministerio de Justicia, que cuenta con muestras de condenados como Jorge Mangeri y el cura Julio César Grassi.

Aldana, por su parte, no estaba lejos: aguardaba en la alcaidía de los tribunales de la calle Paraguay.

Su defensa

"Yo no soy culpable: no soy violador, ni abusador ni violento; es mentira", aseveró el cantante ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 25 de la Capital Federal, en una exposición en la que se definió como "un hombre de bien" que quiere "estar en paz", afirmó que su voz no fue "ni respetada ni escuchada" y que, en el proceso en su contra, "se violaron todas las garantías constitucionales".

En una sala de audiencia colmada por la presencia de las denunciantes, periodistas y público, Aldana, vestido con traje negro, camisa blanca y zapatillas negras, se mantuvo de pie, con un cartel en la mano escrito con letras manuscritas de imprenta con la leyenda "sin defensa no hay juicio", posando para las fotos, en la previa al inicio de la última audiencia en el juicio en su contra.

Como es de rigor, el Tribunal, encabezado por Rodolfo Goerner, le informó que podía hacer uso de su derecho a pronunciar unas últimas palabras antes de la lectura de la sentencia que, tras un cuarto intermedio dispuesto al finalizar las palabras del acusado, fue dispuesta para las 15:30 de esta tarde.

De esta forma, y tras una exposición que se extendió durante media hora, la sala ubicada en la planta baja de la sede judicial de la calle Paraguay al 1500 del barrio porteño de Recoleta volvió a ser desalojada, a la espera del reinicio de la audiencia, y Aldana quedó alojado nuevamente en la Alcaidía.

En sus últimas palabras, el líder de la banda "El Otro Yo" -que estuvo acompañado en la sala por su mujer, Guillermina Bolig, y madre de su hijo, y sus dos actuales abogados defensores- criticó duramente tanto al fiscal del juicio, Guillermo Pérez de la Fuente, como al titular del Tribunal, y al proceso mismo.

En ese marco definió como "irracional", "ilógico", "desalmado", "desmedido" y "sin pruebas" el pedido de una pena de 35 años de cárcel formulado en su alegato por el representante del Ministerio Público Fiscal por los delitos de "abuso sexual agravado por haber sido gravemente ultrajante y con acceso carnal, cometido por los menos en tres oportunidades y reiterado en perjuicio de seis víctimas" y "corrupción de menores".

De esta manera llega a su fin el juicio que estaba programado para desarrollarse en cuatro meses y ya lleva más de un año, y por el que pasaron 83 testigos.

La semana pasada el fiscal Guillermo Pérez La Fuente pidió 35 años de cárcel para Aldana por seis de los siete casos que se le imputan, en tanto para el séptimo pidió la absolución por falta de pruebas. Por su parte, las querellas habían pedido entre 20 y 40 años de prisión.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.