access_time 15:37
|
13 de marzo de 2018
|
Caso Próvolo

Alberto Bochatey: "Queremos volver a abrir el Próvolo"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1520964170550provolo%20vale.jpg
Hace un año, la Dirección General de Escuelas dispuso el cierre del Próvolo.

Tras la devolución del edificio por parte de la Justicia, el obispo comisario interventor designado por el Papa Francisco aseguró que aguardan que las nuevas autoridades de la Asociación San José sean confirmadas para volver a abrir la institución, "de acuerdo a los términos que nos permitan".

Alberto Bochatey, obispo y comisario instructor designado por el Papa Francisco en el caso Próvolo, aseguró que la intención es volver a abrir la institución, luego de que la Justicia entregara el edificio de Luján de Cuyo, al finalizar los distintos procedimientos que se realizaron en el marco de la causa que investiga al menos 27 casos de abusos sexuales contra los alumnos sordomudos.

Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) recalcaron que la Congregación Compañía de María para la Educación de los Niños Sordomudos, la Asociación Civil Antonio Próvolo y Obra de San José -todas vinculadas al Instituto Próvolo- están suspendidas preventivamente e inhabilitadas para brindar servicios educativos, hasta tanto no se resuelva la causa penal.

En diálogo con El Sol, el religioso afirmó que están aguardando que Personas Jurídicas de la provincia avale la nueva comisión directiva de la asociación Obra de San José, "para ver hasta dónde tenemos permitido avanzar. La intención es volver a abrir por el pedido de varias de las familias de los alumnos".

El sacerdote remarcó que "de entrada nosotros pedimos que se separara la paja del trigo, pero que no se cerrara el colegio". Y cuestionó: "Es el único colegio en Mendoza donde hubo denuncias de abuso sexual que se cerró. En los otros, separaron a docentes o al que fuera sospechado pero la institución continuó y eso es lo que pedimos".

Respecto de la situación que atraviesan los dos sacerdotes imputados y con prisión preventiva, Nicola Corradi (82) y Horacio Corbacho (56), el obispo de La Plata confió que "están muy dolidos y esperan que llegue el juicio para contar su verdad".

Mientras la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual avanza con la elevación a juicio, nada se sabe de los resultados de la investigación que se realizó en el Vaticano y que fue requerida insistentemente por el instructor de la Justicia mendocina Gustavo Stroppiana.

Sobre este punto, Bochatey, admitió, "desconozco cómo está la causa, ese pedido se debe formalizar a través de la cancillería al Estado del Vaticano, yo no tengo nada".

Según comentó a este medio, él se hizo cargo de la investigación después de que estuvieran en Mendoza los primeros vicarios.

"El hecho que se investiga es condenable desde todo punto de vista, éste es un momento en el que debemos estar abocados a la búsqueda de la verdad", concluyó.

Suspendido e inhabilitado 

Este medio consultó a autoridades de la DGE sobre la situación que tiene actualmente el Próvolo. En ese sentido, Beatriz Della Savia, directora de Educación Privada, sostuvo que "es muy dificíl que pueda volver a funcionar el instituto ya que actualmente está vigente la inhabilitación y la suspensión, tanto de la Congregación Compañía de María para la Educación de los Niños Sordomudos como de las asociaciones civiles vinculadas a ella".

"El sumario administrativo está abierto y más allá de lo que dictamine la Justicia hemos detectado irregularidades técnico-administrativas serias que será valoradas oportunamente por el instructor del caso", destacó.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.