access_time 10:45
|
15 de octubre de 2009
|
|

Al menos 38 muertos por ataques suicidas en Pakistán

Tres comandos talibanes lanzaron hoy ataques coordinados contra organismos de seguridad en la ciudad paquistaní de Lahore y un suicida detonó un coche bomba en el noroeste del país.

Los ataques coincidieron con una creciente ofensiva rebelde al parecer destinada a contrarrestar una proyectada ofensiva militar en el principal bastión de los talibanes cerca de la frontera con Afganistán, cuya inminencia provocó ya un éxodo de 200.000 personas de esa región, según cifras de funcionarios locales.

Los talibanes reivindicaron los ataques matinales en Lahore, uno de los cuales duró hasta horas de la tarde y culminó con la muerte de los cinco agresores y la liberación de una familia que habían tomado de rehén, informó la policía local.

La ofensiva paralizó Lahore, la segunda ciudad y la capital cultural de Pakistán. Todos los edificios públicos recibieron orden de cerrar, las calles quedaron prácticamente vacías, los grandes mercados no abrieron sus puertas y los comercios que habían abierto bajaron sus persianas.

El presidente Asif Ali Zardari dijo en un comunicado que la ola de violencia que atraviesa el país desde hace 11 días no disuadirá al gobierno de su misión de eliminar a los extremistas."El enemigo inició una guerra de guerrillas.

Toda la nación debería unirse contra este puñado de terroristas, y, si Dios quiere, los derrotaremos", dijo el ministro del Interior Rehman Malik, citado por la agencia de noticias DPA.La violencia empezó a las 9 de la mañana, cuando un grupo de insurgentes atacó el edificio de la Agencia de Investigación Federal (FIA, en sus siglas en inglés), en el corazón de Lahore.

El ataque duró una hora y media y terminó con la muerte de dos atacantes, cuatro empleados del FIA y un transeúnte, dijo el funcionario del FIA Sajjad Bhutta.Poco después del inicio de ese ataque, un segundo grupo de rebeldes atacó un centro de entrenamiento de la policía en Manawan, en la periferia de Lahore, la capital de la provincia de Punjab, dijo el jefe de la policía de Lahore, Pervez Rathore.

El ataque murieron nueve policías y cuatro insurgentes, uno por disparos y otros tres al inmolarse con bombas, dijo Rathore. Otra banda de al menos nueve insurgentes atacó otro centro de entrenamiento policial no lejos del aeropuerto de Lahore.

Rathore dijo que un policía, cinco atacantes y un civil murieron en la acción, y que fuerzas de seguridad liberaron a una familia que había sido tomada cautiva por los talibanes.

En el noroeste de Pakistán, un atacante detonó un coche bomba cerca de una comisaría en la ciudad de Kohat y mató al menos a 11 personas, informó la policía.

La Fuerza Aérea comenzó a bombardear el lunes pasado la región noroccidental de Waziristán del Sur, principal bastión talibán. El ejército dijo que una ofensiva terrestre es inminente, y la prensa informó que ya envió a casi 30.000 hombres y bloqueó la zona.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.