access_time 09:59
|
5 de noviembre de 2009
|
|
MUESTRAS

Agua y arena, la vida

El desierto y los deshielos a través de la cámara de Dolengiewich.

    Agua y arena. Nadie se baña dos veces en el mismo río. Nadie camina dos veces la misma duna. El cambio es la razón. Y la vida está ahí, en el movimiento. El fotógrafo Eduardo Dolengiewich dejó habilitada ayer la exposición Agua, Nuestro Tesoro, en el hall central del Departamento General de Irrigación (Barcala y España), mientras que hoy a las 20.30 inaugura la muestra La Fertilidad de las Arenas, en el Museo del Área Fundacional –MAF– (plaza Pedro del Castillo). La primera consta de 20 fotografías tomadas entre los 2.500 y los 4.500 metros sobre el nivel del mar, mientras que la segunda está formada por 20 imágenes en las que los Altos Limpios lavallinos se fusionan, en cepia o blanco y negro, con la figura de la mujer.
    La muestra en Irrigación es itinerante, por lo que sólo permanecerá allí 10 días, para luego trashumar por las delegaciones y subdelegaciones del organismo en la provincia. En tanto, la que se realiza en el MAF permanecerá habilitada hasta el 10 de diciembre.
LA VIDA EN MOVIMIENTO. En diálogo con El Sol, Dolengiewich se refirió a ambas muestras, dejando en claro la relación entre los temas y tendiendo puentes que las aúnan.
    ¿Cuál es la relación que establecés entre la mujer y la arena? Por lo general, la gente ve al desierto como muerte, y nosotros lo vemos como vida, de ahí esta fertilidad de las arenas, la conjunción entre la mujer y las arenas. Desde el punto de vista estético, tienen mucho que ver las curvas de la mujer con las de la arena, se mimetizan, y, de alguna manera, las curvas de la arena surgen de la mujer, dándole una impronta al lugar, poniéndola como centro poético de la imagen, con la idea de que pueden ser diosas capaces de traer la libertad.
     ¿Hay un punto de unión entre las muestras? Estas dos muestras surgen porque, Tajamar de por medio, hacia el oeste tenemos agua y hacia el este tenemos arena. Y las quise unir porque me parece que son dos puntos muy fuertes dentro del ideario mendocino, fijate que ya en los bandos de San Martín aparece el tema del agua, de los tomeros. Teniendo en cuenta que no más de cuatro por ciento del territorio está cultivado, se puede decir que el desierto nos come, y la única oportunidad que tenemos es el agua. Así es como se me ocurrió compaginar dos muestras. Pero no contraponiéndolas, sino uniéndolas. Exactamente. Uniéndolas porque tienen mucho que ver, porque el agua y el desierto son vida.
     Es decir que para ver la obra completa hay que ir a las dos muestras. Sería bueno. Volvamos a La Fertilidad de las Arenas. Por lo general, trabajás en color, pero esta muestra es en cepia y blanco y negro. La idea es que sean un poco más íntimas. A pesar de la grandilocuencia del lugar, me pareció que tenían que ser un poco más jugadas a nivel fotográfico, en cuanto a los grises y los blanco y negro. Y como en los desnudos se ven fragmentos de cuerpos, me pareció que teníamos que jugar con tonos más bajos que los del color.
    ¿En Agua, Nuestro Tesoro aparecen figuras humanas? No, todo paisaje natural. Hay cuatro fotos de los glaciares del Aconcagua, tomadas desde Plaza Francia, y muchas de las fotografías más recoletas, más íntimas, son de Vallecito y Puente del Inca, que son tomas de pequeños lugares, donde cuando sale el sol el hielo empieza a descongelarse, y es una cosa espectacular. Cuando ves el hielo descongelarse es como ver nacer, cómo de a poquito las gotas de agua empiezan a caer y van formando un río. Con esto de ver nacer volvemos a la idea de la fertilidad, otro puente entre las dos muestras.
    Es que, cuando entrás a los Altos Limpios, te da una sensación no de vacío, sino de reencontrarte con vos. Ahí uno se reencuentra. Cuando sos un animal urbano, acostumbrado a los bocinazos, a los micros, al humo, llegas al desierto y es como que respirás, y eso es lo mismo que estar en los cerros, con otras circunstancias, pero es lo mismo.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.