access_time 07:16
|
6 de agosto de 2020
|
|

Pandemia

Agruparán centros de salud por la falta de médicos en Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1596641357668Centro%20de%20Salud%2011%20-%20coronavirus%20(1).jpg

La medida generó malestar en algunos barrios donde los vecinos deberán trasladarse para recibir atención sanitaria. Los efectores se dividieron en COVID y No COVID.

El Ministerio de Salud reorganizó los centros de salud de la provincia y a su personal médico debido al avance del coronavirus y el cambio de estatus epidemiológico de la región metropolitana, que pasó a ser zona de “circulación comunitaria”. 

Como consecuencia, se dividieron los efectores en dos categorías: Centro de Salud COVID, para la atención de personas con síntomas compatibles con la enfermedad; y Centros de salud No COVID para el resto de los servicios.

En tanto, otros mantendrán sus puertas abiertas pero con prestaciones mínimas ya que se reagrupó el recurso sanitario en determinados centros de la zona ante las dificultades que habrá para cubrir ausencias a causa de las rotaciones del personal cada 14 días y ante el posible avance de la pandemia en barrios vulnerables.

La estrategia sanitaria, que también ha sido utilizada en España, generó alarma en la población ya que los pacientes que se atendieron siempre en una sala, ahora deberán movilizarse a otro barrio para ver a un médico de una determinada especialidad. Según destacaron algunos profesionales de la salud, esto implicará que abandonen sus tratamientos.

Gabriel Mengual, director de la region metropolitana norte, aclaró que ningún efector fue cerrado. "La estrategia consiste en apuntalar los centros de salud georreferenciados donde sabemos que a medida que avance el virus pueda aumentar la demanda de atención y para que tengan una respuesta adecuada. Sin que se produzcan contagios cruzados de pacientes", sostuvo.

Desde la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS), María Isabel Del Popólo, señaló que esto se da para organizar el sistema. “A lo mejor están necesitando gente”, dijo, y señaló que se puede acceder a esta estrategia “para cubrir hospitales, de acuerdo a la escasez del servicio. Más aún en una situación de pandemia".

Sin embargo, destacó que a los profesionales “no se los puede trasladar a más de 20 kilómetros de donde estaban realizando la prestación, salvo ante una necesidad de que quedara despoblado algún efector”, aclaró Del Popólo, y explicó que los centros habilitados deberían quedar “equidistantes a las distintas poblaciones”.


Los vecinos piden que no cierren

La comunidad que asiste al centro de Salud 11 “Santa Elvira”, ubicado en Dorrego, firmaron este miércoles un petitorio para que el lugar "no sea cerrado" y los profesionales no sean redistribuidos.

De acuerdo con los registros del Ministerio de Salud, sólo en Guaymallén existen 22 centros de salud, de los cuales cuatro serán dispuestos y reforzados para el COVID- el 246 con guardia las 24 horas-. En tanto, nueve serán No Covid.

Los vecinos hicieron hincapie en que si esto ocurre deberán trasladarse al efector más próximo, el 179 en Jesús Nazareno, que se encuentra a 5 kilómetros de distancia.

“Se han olvidado de la comunidad y que a la atención primaria recurre gente que no tiene obra social”, dijeron.

Mientras que una médica que trabaja allí señaló que “no todo es COVID en la vida. Tienen que ver costo beneficio ya que muchos pacientes que asisten acá- entre 50 y 60 personas por día- deberán movilizarse. Esto provocará, a la larga, que abandonen sus tratamientos”.

Sin embargo, Mengual aclaró que "no se va a cerrar, pero sí puede sufrir alguna disminución de su carga horaria". En tanto, refirió que esta es una medida que se prolongará lo que dure la pandemia.

Pese al reclamo, la misma situación se replica en otros puntos del Gran Mendoza, en Ciudad, con el traslado del centro de salud del barrio San Martín y dos de La Favorita, que también despertó un alerta en los vecinos.

“En el marco de la estrategia sanitaria definida junto con el gobierno provincial entendemos la necesidad de reforzar con profesionales el trabajo que se está haciendo en los barrios de la Ciudad”, anticipó Ulpiano Suarez, en diálogo con Elevediez el lunes.

Y agregó: “Para cuidar el personal de salud, esos trabajadores están bajo un sistema de rotación semanal. En el centro del barrio San Martín se está mantenido, obviamente, la entrega de los medicamentos de que quienes tienen ahí su historia clínica y el seguimiento de los grupos de riesgos. Es decir, de las personas mayores que nosotros tenemos identificados en la zona: embarazadas y pacientes crónicos”.

En este sentido, adelantó que en los designados como COVID se empezarán a hacer hisopados. “Hay reasignación de los recursos. Sabemos que son escasos en materia de salud y hay que garantizar que presten su trabajo en las mejores condiciones con una rotación adecuada”, indicó.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.