access_time 11:17
|
4 de agosto de 2006
|

AGRADECIMIENTO A LA OSEP

Tengo la imperiosa necesidad de hacer conocer a los mendocinos que leen los diarios mi agradecimiento a quienes dirigen la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP)

        Este reconocimiento está basado en la excelente atención que recibió mi nieta en el Sanatorio Fleming, cuando fue internada para traer al mundo a su hijo. Desde el recibimiento por parte del médico de guardia y las enfermeras, verdaderos profesionales que cuentan, además, con un ingrediente esencial llamado sentido de humanidad, que quedó demostrado a través de su comprensión en un momento delicado de los pacientes. No cabe duda que mi nieta estuvo contenida antes, durante y después del parto.


       Todo el tiempo le brindaron atención y calma para que el momento de dar a luz fuera perfecto. A mi hermoso bisnieto lo recibieron y controlaron minuciosamente hasta estar seguros de que se encontraba en perfecto estado de salud. Otro momento que compartí fue cuando colmaron de consejos a la flamante mamá, con el único objetivo de lograr que el recién nacido tenga una vida con mejor calidad.


      Es un orgullo para mí saber que existe en Mendoza una obra social preocupada por brindar un óptimo servicio a sus afiliados, teniendo en cuenta tanto el aspecto físico como psicológico de quienes aportan. Creo que el sistema debería ser imitado por otras entidades.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.