access_time 13:29
|
1 de diciembre de 2018
|
Rugby

Agónica derrota de Los Pumas ante Barbarians

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1543720467197Captura%20de%20pantalla%202018-12-02%20a%20la(s)%2000.13.35.jpg

El equipo dirigido por Mario Ledesma cayó por 38-35, en el mítico estadio de Twickenham.

Con un equipo renovado y tras haber estado 21 puntos arriba, el seleccionado argentino de rugby sumó este sábado su cuarta caída en la ventana de noviembre. Los Pumas perdieron por 38-35 ante Babarians.

Fue una nueva derrota de Los Pumas. La cuarta en la ventana de noviembre: Irlanda, Francia, Escocia y, ahora, Barbarians. Los argentinos ganaban 28-7 y terminaron cayendo 38-35 por un drop sobre la hora de Elton Jantjies.

Barbarians es un equipo de invitados internacionales que tiene como precepto jugar un rugby vistoso, de pases. Cambiar palo a palo es prácticamente un suicidio.

A Los Pumas les tomó cinco minutos adaptarse a este escenario diferente al que habitualmente están acostumbrados en los tests. En la primera jugada ya estaba apoyando Leguizamón (un Puma que no fue tenido en cuenta por Ledesma para esta gira y metió el try para Barbarians), que lo festejó con ganas y hasta con coreografía. 

A los 8' igualaron Los Pumas aprovechando la característica nombrada del combinado de camiseta negra y blanca, en el que cada jugador viste las medias de su club. El sudafricano Pollard (ocho titulares de los Springboks hubo) tiró un sombrerito desde su propia meta (en un test convencional, lo matan por hacer eso), la pelota fue recuperada y apoyó Orlando.

A los 15, Moyano, el back más picante de Los Pumas en la temporada, aprovechó un kick zurdo del diestro Díaz Bonilla para concretar al 14-7 luego de que Tito metiera la conversión.

Con la conducción de Landajo, los kicks de Díaz Bonilla, las apariciones de los wines Moyano y Cancelliere (try con asistencia de su colega tucumano), la recuperación de la pelota y la seriedad en el juego, la Selección dominó el PT y llegó a estar 28-7 con chances de estirar.

El debe del equipo fueron los penales, cometió 18 contra 4. Así, Barbarians se hizo del balón y se acercó con un try penal (Matera derribó el maul que se metía en el ingoal) sobre el final de la etapa incial y otro maul que sí llego a la meta a los 47'.

Los Pumas zafaron con un tackle salvador de Díaz Bonilla ante el sudafricano Dyantyi, que se iba al try. Luego, otra similar, Cancelliere interceptó un pase del flojo Pollard y corrió pero no llegó. La jugada derivó en un penal y Los Pumas replicaron el maul rival, pero a favor para estirar diferencias.

Sin embargo, aprovechando lo más irregular del seleccionado en la temporada, el scrum, Barbarians robó la pelota y otra vez llegó al try con otro sudafricano, De Allende: 35-28. 

Los últimos 20 fueron de mucha imprecisión e infracciones de los argentinos, que no pudieron sostener el marcador cuando Lezana perdió la bola y De Jagger empató. Era victoria, venía para empate pero el sudafricano Jantjies desempardó con un drop a los 78'. Nuevamente Los Pumas no pudieron cerrar un partido que tenían en las manos.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.